Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Brian Chesky en la Cumbre de WTTC

Para Airbnb la descentralización de destinos es el mayor reto del turismo

La nueva forma de viajar "es una revolución que implica un desafío para la aviación moderna y para la industria hotelera" 29 abril, 2021 Premium
  • "Tenemos que dejar atrás la expectativa de que el mundo va a ser otra vez como fue hasta 2019", afirma el CEO de Airbnb
  • "La idea de hacer un viaje de negocios de dos días, o un viaje de vacaciones una vez al año ya es anticuada", dice el jefe de Airbnb
  • La industria, dice Chesky, "se va a redefinir de los viajes de negocios a los viajes de ocio y principalmente a los viajes mixtos de trabajo

La diversificación de los destinos de los viajes es una tendencia muy clara afirmó Brian Chesky, CEO y confundador de Airbnb en la Cumbre Mundial del WTTC. Las grandes ciudades están siendo sustituidas por lugares pequeños, de cercanía, y con los que los visitantes tienen o pueden tener una conexión más íntima. Esto, entiende Chesky, "es una revolución que implica un desafío para la aviación moderna y para la industria hotelera por la forma en que va a alterar la forma en que nos movemos".

Por supuesto que la gente extraña viajar. Pero no cualquier viaje. "No extrañan los viajes de negocios, ni los viajes masivos en los que tenés que hacer fila para visitar una atracción o subirte a un bus lleno de gente; lo que extrañan es pasar tiempo con su familia o amigos. Ese tipo de viajes, con un propósito; así que los viajes masivos van a hacer lugar a los viajes con significado".

Eso es lo que dice Brian Chesky, uno de los cofundadores y actual director ejecutivo de la empresa de intermediación que ha sido sinónimo de disrupción en la industria del alojamiento: Airbnb.

Chesky mantuvo un diálogo con Glenda McNeal, presidente de American Express para su división de Alianzas Empresariales Estratégicas en la reciente Cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) en Cancún.

Las tendencias, expectativas y nuevos hábitos de los viajeros que fueron desgranadas aplican más que nada al mercado estadounidense, son válidas para otros países.

"La forma en que vivimos y en que trabajamos ha cambiado, y probablemente haya cambiado de aquí en adelante la forma en que viajaremos".

"Tenemos que dejar atrás la expectativa de que el mundo va a ser otra vez como fue hasta 2019; no hay que tener miedo de eso, sino seguir adelante", afirmó Chesky.

"No creo que la gente siga eligiendo las mismas 20 o 30 ciudades que tradicionalmente han sido las más visitadas, ese es uno de los cambios más grandes. La gente está descubriendo que puede viajar a otros lugares, cerca de su casa, en auto, y muchos lugares que visitaron en este año de pandemia no eran grandes ciudades", apuntó.

Esa diversificación de los destinos "es una enorme tendencia" y a nivel afectivo implica "una reconexión con el lugar propio, un retorno a los orígenes que también es una contribución a la comunidad y a la sostenibilidad de pequeñas ciudades y destinos", afirmó.

Chesky citó encuestas a sus clientes de las que se desprende que "añoramos lo que nos han quitado, la posibilidad de viajar por cierto, pero algo más importante: la conexión humana".

"Lo que nos dicen las personas encuestadas es que quieren conectarse, para escapar de este aislamiento antinatural en que nos hemos visto forzados a sumergirnos".

El jefe de Airbnb afirma que "la idea de hacer un viaje de negocios de dos días, o un viaje de vacaciones una vez al año ya es anticuada" porque "las líneas entre viajar y vivir se están difuminando, cuando cada vez más gente puede trabajar en su casa, o desde cualquier lado, de una forma más flexible, y puede viajar y trabajar al mismo tiempo; es una enorme transformación".

La industria, dice Chesky, "se va a redefinir de los viajes de negocios a los viajes de ocio y principalmente a los viajes mixtos de trabajo y ocio".

Brian Chesky mantuvo un diálogo con Glenda McNeal, de American Express.

La tendencia híbrida y flexible de la fuerza laboral ya está permitiendo esto, indica, introduciendo uno de los caballitos de batalla de la identidad de Airbnb al estimular el alojamiento alternativo: Vivir como un local.

"El propósito de viajar nunca ha sido necesariamente el de visitar un lugar famoso, sino de pertenecer, la pregunta ya no es adónde vamos ni cuando, sino por qué".

"La industria tiene que asegurarse de facilitar esto, de hacer sentir a la gente a gusto y no que es un huésped anónimo y pasajero", expresó. Es algo que se profundiza en las estadías más largas, y una tendencia que American Express también registra.

Airbnb anunció que tiene acuerdos nuevos con más de 100 organizaciones de destinos en todo el mundo para incentivar esta descentralización y diversificación.

Una de ellas es con la asociación de alcaldes de Francia, "desde hace tiempo nos decían que no necesitaban que fuera más gente a París, pero sí a otras partes de Francia".

En Tailandia ocurre lo mismo, y también en México, que tienen destinos masificados y esta nueva tendencia es una oportunidad de descomprimirlos: "es una forma de entender la diversidad de las comunidades, y para los viajes es una revolución que implica un desafío para la aviación moderna y para la industria hotelera por la forma en que se va a ver alterada la forma en que nos movemos".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.