Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

Argentina sostiene y amplía restricciones, pero no toca el doméstico

Las medidas que estaban vigentes para el AMBA se extienden a todo el país, pero según la situación epidemiológica de cada distrito 30 abril, 2021 Premium

El presidente de la Argentina, Alberto Fernández, anunció este viernes la renovación de las medidas restrictivas para intentar bajar la alta tasa de contagios de COVID-19, en el marco de la segunda ola. El turismo interno volvió a salvarse de una prohibición, a pesar de que se mantiene la veda a los viajes grupales, incluyendo los de egresados. En tanto, se dispuso que las restricciones horarias alcancen no solamente a bares y restaurantes de Buenos Aires, sino también a los de aquellos destinos más afectados.

Este viernes 30 de abril se vencían las restricciones que el presidente argentino, Alberto Fernández, había anunciado hace 15 días para intentar contener el fuerte crecimiento de los casos de COVID-19, en el marco de la segunda ola de la pandemia en el país. Ese mismo día, por la mañana, el mandatario habló a la población para extender la vigencia hasta el 21 de mayo, inclusive. Ver: Argentina: el turismo interno se vuelve a salvar de las restricciones

Una vez más, el espíritu del anuncio es reducir fuertemente la circulación de personas, afectando lo menos posible la recuperación económica del país, pero incluye una importante novedad: esta vez no sólo cuentan para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), conformada por la Ciudad de Buenos Aires y unos 40 distritos de la Provincia de Buenos Aires, sino que aplica a todos los destinos del país, según una nueva clasificación en cuatro categorías.

Alberto Fernández, presidente de la Argentina

En efecto, se establece una especie de semáforo epidemiológico que divide a los distritos según su situación, de acuerdo a tres ejes de análisis: “Razón”, es decir, el aumento de casos en últimos 14 días; la “Incidencia”, que se refiere a la cantidad de casos sobre población; y la “Ocupación de camas UTI”.

Se crean las categorías “Bajo riesgo”, “Riesgo medio”, “Alto riesgo epidemiológico y sanitario” y “Alarma epidemiológica y sanitaria”.

De todos modos, hay tres medidas que ahora rigen para todo el territorio sin excepción, y todas ellas impactan directa o indirectamente sobre el turismo. La primera (ya contaba para todo el país) es la prohibición de viajes grupales, incluyendo los de egresados; la segunda, la de las reuniones sociales de más de 10 personas; y la tercera, la suspensión de la obligatoriedad de que las personas de riesgo concurran a su lugar de trabajo.

El turismo interno no fue prohibido, es decir, no se suspendió el tráfico interno ni la circulación interprovincial, ya que se la considera como una actividad clave para la economía, además de que no existen evidencias que vinculen los viajes con el incremento de casos.

En lo que se refiere exclusivamente a las zonas de “Alto riesgo epidemiológico y sanitario” (que serán los que tengan más de 40.000 habitantes; una Razón mayor a 1.20; y una Incidencia mayor a 150 cada 100.000 habitantes), se suspenden todas las reuniones sociales; las prácticas recreativas de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas; y se cierran casinos, bingos, discotecas, y salones de fiesta.

Además, bares y restaurantes deberán cerrar sus puertas a las 23.00 horas; se prohíbe la circulación entre las 00.00 y las 6.00 horas; y se establece un aforo del 30% para eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos, cines, teatros, clubes, centros culturales y afines; locales gastronómicos; y gimnasios.

En tanto, para las áreas con “Alarma epidemiológica y sanitaria” los cierren son mucho más estrictos.

Se suspenden las actividades de centros comerciales y shoppings; las actividades deportivas, recreativas, sociales, culturales y religiosas en lugares cerrados; de los locales comerciales entre las 19.00 y las 6.00 horas del día siguiente, con excepción de los esenciales con horario nocturno.

También en estas áreas se suspenden las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales en los todos los niveles; se prohíben los deportes grupales y se cierran casinos, bingos, discotecas y salones de fiesta.

La gastronomía se paraliza a las 19.00, aunque podrán continuar ofreciendo delivery de alimentos; y la circulación entre las 20.00 y las 6.00 de la mañana solo queda permitida a esenciales.

De todos modos, los detalles serán incluidos en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que el mandatario firmará y publicará entre este viernes y el lunes.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.