Diario 2402 27.10.2020 | 05:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Industria turística, clave en la economía de la región, severamente afectada

Devastación y muerte al paso de Irma por el Caribe

Barbuda fue arrasada, el aeropuerto de Saint Martin destrozado y cientos de miles fueron afectados 7 septiembre, 2017

Al menos 9 personas fueron reportadas muertas, el 90% de la infraestructura de la isla Barbuda fue destruida o dañada, el aeropuerto de Saint Martin sufrió graves daños y cientos de miles de personas permanecen sin energía en Puerto Rico tras el paso del huracán Irma el miércoles. El intenso ciclón continúa atravesando el Caribe en dirección Noroeste, rumbo a la Florida, afectando gravemente a la industria turística que es el sustento de la mayoría de las economías caribeñas.

El Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, en la isla de Saint Martin, el tercer aeródromo con mayor número de pasajeros del Caribe, resultó destruido por el paso del huracán Irma, de categoría 5, por las Antillas Menores. En esa isla al menos cinco personas fallecieron por el impacto del ciclón, de acuerdo a datos primarios. Además, las autoridades francesas informaron desde París que una persona murió en los territorios franceses de y San Bartolomé, en las Antillas Menores, un joven surfista murió en Barbuda y otra víctima fatal fue reportada en Puerto Rico.

Medios regionales dan testimonio de los graves daños sufridos por la infraestructura de la famosa terminal aérea situado junto a la playa: sus pasarelas de embarque fueron destrozadas y una pista inutilizada, así como serias afectaciones a la terminal de pasajeros y el equipamiento del aeropuerto.

En la isla Barbuda el 90% de las viviendas e infraestructuras fue destruida o dañada.
En la isla Barbuda el 90% de las viviendas e infraestructuras fue destruida o dañada.

El aeropuerto de Saint Martin fue arrasado por vientos de hasta 300 km/h que lo dejaron inutilizable.
El aeropuerto de Saint Martin fue arrasado por vientos de hasta 300 km/h que lo dejaron inutilizable.

Las autoridades de Saint Martin indicaron en un primer balance que los daños son generalizados, con la estación de bomberos de la isla fuertemente afectada, techos de viviendas arrancados por la fuerza de los vientos de hasta 300 kilómetros por hora y un corte de electricidad casi total desde primeras horas de la mañana. Entre 60% y 70% de las viviendas y edificios de la isla fueron arrasados o dañados.

Las comunicaciones están interrumpidas en gran parte de ese territorio caribeño y no han comenzado los trabajos de reconstrucción de los daños, todavía por cuantificar.

En Barbuda, que fue la primera isla en ser alcanzada por el huracán, se informó de una víctima mortal y la destrucción masiva de viviendas e infraestructura, según un reporte del primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne. La isla estuvo casi 12 horas incomunicadas tras el paso de Irma.

Devastación y muerte al paso de Irma por el Caribe

La economía de estas islas tiene una dependencia grande de la industria turística y, si bien aún no han podido ser cuantificados los daños, se descarta que la afectación será crítica y la reconstrucción será costosa. Varios hoteles y otras infraestructuras destinadas al turismo sufrieron graves daños.   

El huracán se abatió a última hora de la tarde sobre el nordeste de Puerto Rico con vientos de unos 170 kilómetros por hora y causó al menos una víctima mortal. El ciclón pasó por la isla de Culebra, en el sector oriental de Puerto Rico y recorrió la costa, con el ojo pasando a unos 80 kilómetros de las costas y de la capital, San Juan. Al menos 600.000 viviendas se quedaron sin electricidad, casi la mitad de los abonados que tiene la isla.

Las lluvias y vientos continuos e intensos durante horas provocaron inundaciones y daños materiales que no han sido plenamente cuantificados.

Se espera la caída de unos 35 centímetros de agua por las lluvias en la zona del norte, y que el nordeste de la isla se encuentra bajo aviso de inundaciones repentinas.

La crecida del mar y las intensas lluvias inundaron calles céntricas en varias islas.
La crecida del mar y las intensas lluvias inundaron calles céntricas en varias islas.

Puerto Rico está en estado de emergencia desde hace dos días por la llegada de Irma, el huracán más potente que haya pasado por el océano Atlántico.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo haber hablado con los gobernadores de los estados de Florida, Puerto Rico e Islas Vírgenes con el fin de trasladarles el apoyo del Gobierno ante la eventual llegada del huracán Irma.

Aunque se esperan algunas fluctuaciones, los meteorólogos prevén que Irma se mantenga en categoría 4 o 5 en las próximas 48 horas y ocasione acumulaciones de lluvia de entre 20 y 30 centímetros, con máximas aisladas de 45 centímetros en las islas de Sotavento del norte.

Devastación y muerte al paso de Irma por el Caribe

Las "grandes y destructivas olas" y marejadas ciclónicas generadas por Irma podrían elevar los niveles del mar de 2 a 3 metros por encima de lo normal a lo largo de las costas del extremo norte de las Antillas Menores.

El ojo del ciclón Irma se desplazaba al norte de Puerto Rico, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su boletín de la hora 20 con vientos máximos sostenidos de 295 km/h, rachas superiores, y desplazándose hacia el oeste noroeste con una velocidad de traslación de 26 km/h.

El CNH pronostica que el ojo de Irma pasará este jueves cerca o justo al norte de la isla La Española, frente a la zona más turística de República Dominicana, y estará la noche de mañana cerca de Turcos y Caicos y el sureste de las Bahamas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.