Turisme de Baleares ha detectado 15.000 plazas hoteleras ilegales

El conseller de Turisme, Celestí Alomar, dio ayer cuenta en el Parlament Balear de las actuaciones de su departamento en materia de control de oferta ilegal o irregular, asegurando que se han detectado básicamente tanto ampliaciones de capacidades hoteleras con plazas ilegales y establecimientos no declarados que aparecen en folletos de turoperadores y oferta no regulada.

El conseller de Turisme, Celestí Alomar, dio ayer cuenta en el Parlament Balear de las actuaciones de su departamento en materia de control de oferta ilegal o irregular, asegurando que se han detectado básicamente tanto ampliaciones de capacidades hoteleras con plazas ilegales y establecimientos no declarados que aparecen en folletos de turoperadores y oferta no regulada. En el caso de la oferta no reguladas (básicamente residencial), se han detectado 20.841 plazas en 1.806 establecimientos que se han remitido a la Conselleria d'Hisenda porque sus propietarios están practicando una actividad económica que es opaca al Fisco. En cuanto a hoteles legales pero que han realizado ampliaciones o reconversiones con plazas no registradas, los inspectores han detectado más de 15.000 plazas (8.000 ya comprobadas e inspeccionadas y el resto pendientes de inspección) que no están legales, con lo que también estarían evitando su control por parte de Hacienda. El conseller de Turisme no evitó ayer incidir en este numeroso colectivo de hoteleros que han estado comercializando plazas ilegales cuando desde las propias patronales se ha venido pidiendo dureza contra la oferta no legal y la bolsa de plazas residenciales comercializadas turísticamente de forma irregular. La práctica de presentar a las anteriores administraciones de Turisme de otro signo político proyectos hoteleros con plantas nobles que luego se reconvertían en camas parece llegar a su fin. En las acciones contra la oferta ilegal, Turisme ha ordenado el cierre de una treintena de establecimientos turísticos, de los que cuatro están clausurados con multas que van de 5 a 10 millones, 24 tienen medidas cautelares de cierre y de ellos 3 son agencias de viajes. En la comisión de Turismo del Parlament, el portavoz adjunto del PP, Joan Flaquer, afirmó que el cambio de la imagen de Ibatur provocará un efecto negativo, acusó al actual Govern de no impulsar el palacio de Congresos y se quejó de que Baleares no hubiese tenido su día de conmemoración en la deficitaria Expo de Hannover, recordando que el Comisario de España en la Exposición Universal dijo que no cobraban por participar aunque el presidente Frances Antich señaló con anterioridad el alto coste para desestimar la asistencia. El conseller recordó a Alomar que el anterior gobierno del PP tuvo en el cajón durante varios años un anteproyecto de Palacio de Congresos (dos arquitectos de Marbella ganaron un concurso organizado por Comerç en 1988), mostró su distinta opinión sobre el cambio de imagen del Instituto de Turisme y remitió a Flaquer a las explicaciones del presidente del Govern, Francesc Antich, del porqué Baleares no había acudido a la Expo: se valoró en unos 90 millones los gastos de la presencia institucional en el evento. Los asistentes a la Comisión guardaron ayer un minuto de silencio por el último sangriento atentado terrorista de la banda criminal ETA. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.