Diario 5455 16.12.2018 | 16:53
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros de Baleares aceptan la propuesta de Antich de sentarse para evitar la disensión entre Administración y sector

7 marzo, 2001
La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha cogido el guante del acercamiento lanzado por el presidente del Govern Balear, Francesc Antich, para intentar que el contencioso creado por el proyecto de impuesto turístico no mantenga congeladas por mas tiempo la relaciones entre Administración y sector.
La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha cogido el guante del acercamiento lanzado por el presidente del Govern Balear, Francesc Antich, para intentar que el contencioso creado por el proyecto de impuesto turístico no mantenga congeladas por mas tiempo la relaciones entre Administración y sector. El presidente de la patronal hotelera, Pere Canellas, afirmó en Berlín que estaban "abiertos" a cualquier llamada del presidente de la comunidad autónoma. La fecha del encuentro se cerrará la próxima semana, reunión o serie de nuevas reuniones, a la que las partes van con las mismas posiciones sobre la ecotasa: la aplicación por parte del Gobierno y la batalla judicial por los hoteleros. La disensión se volvió a escenificar en el tradicional encuentro que Ibatur y el Govern balear ofrecen al sector turístico de las Islas que participa en la ITB de Berlín. La cúpula hotelera no asistió de acuerdo a una "postura coherente" de la patronal sobre la disensión con la conselleria de Turisme por la tramitación del impuesto turístico. En esta ocasión tampoco asistió ni el presidente de la comunidad ni el conseller de Turisme, Celesti Alomar, siendo el máximo representante de las Islas que se dirigió a los asistentes la presidenta del Consell de Eivissa, Pilar Costa. La feria culmina con sabor agridulce para los participantes. Se han mantenido las habituales reuniones entre empresarios y operadores alemanes, proveedores, clientes y medios de comunicación, pero ha permanecido el nivel de ebullición del enfrentamiento público entre patronal y Turisme, y la incertidumbre de la salud del mercado alemán. Antoni Munar, gerente de la Federación Hotelera, reiteró ayer que el invierno ha sido "muy flojo" en Mallorca, sin compensar la recuperación de los meses de febrero y marzo el mal comienzo de la temporada baja. Para la temporada alta del 2001, fuentes del sector y el vicepresidente de la Federación, Ignasi Esteve, dan recortes de reservas por parte de los turoperadores del 15-18%, incluyendo los dos grandes, C&N y Tui. El temor lo están acrecentando los propios mayoristas germanos al no dar la información a los hoteleros mallorquines contratados sobre los "booking positions", el nivel de reservas, lo que genera "recelos", según Munar. Con todo, el gerente de la patronal y el presidente reclaman al sector "tranquilidad, no se tiene que alarmar a nadie". Se confía en que una vez lleno el destino estrella, Turquía, su capacidad limitada de camas beneficie a Baleares y se desvíen turistas a las islas para evitar overbooking (sobre ocupación) en dicho país. Munar también afirma que la propia concentración de turoperadores permitirá que los mayoristas corrijan en sus distintos países de implantación un hipotético recorte de los alemanes. "Todos dicen que se va a recuperar y que no se van a cancelar series de aviones", comenta, tomando en cuenta las referencias de los mayoristas y de las Oficinas Españolas de Turismo (OET) sobre la creciente dilación en la contratación de viajes hasta fechas próximas a la partida. Entre las razones para la debilidad del mercado alemán, evitando entrar en polémica sobre el efecto de la discusión de la ecotasa, estarían, según el gerente de la FEHM, que durante los últimos dos años "se ha venido diciendo que hay demasiados turistas" y hay una "angustia" contra la saturación por parte de la sociedad mallorquina". También informaciones negativas sobre la Isla y que se esté reflejando en algún tipo de "rechazo de todo lo germánico", aunque este extremo solo ha sido expuesto por representantes de uno de los grandes operadores alemanes. El directivo de la Federación afirma que se está "politizando" la guerra de cifras, ya que mientras que Turisme ha expuesto sus datos oficiales sobre llegadas de visitantes, con un crecimiento del 0,2%, la patronal ha recogido durante el ano 2000 un recorte relevante de estancias en establecimientos turísticos legales de la ocupación y del 22-28% en resultados económicos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.