Rato afirma que con la entrada del euro, España podrá atraer "más turistas y de mayor calidad"

El ministo de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, afirmó ayer en el seminario sobre "Euro y Turismo" que la moneda única europea incentivará el turismo europeo al eliminar los trámites cambiarios, y ofrecerá a España la posibilidad de "atraer más turistas y de mayor calidad".

El ministo de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno, Rodrigo Rato, afirmó ayer en el seminario sobre "Euro y Turismo" que la moneda única europea incentivará el turismo europeo al eliminar los trámites cambiarios, y ofrecerá a España la posibilidad de "atraer más turistas y de mayor calidad". Rato destacó que, aproximadamente, el 90 por ciento de los turistas extranjeros que llegaron a España en 2000, esto es, 42,5 millones de viajeros, procedían de un país europeo, y que el 60 por ciento (27 millones en 2000) procedían de países de la Zona Euro. El vicepresidente indicó que más del 50 por ciento de los viajes internacionales se realizan dentro de Europa (300 millones), que generan 146.000 millones de euros (24,3 billones de pesetas). Según explicó el ministro de Economía, el euro beneficiará los viajes intraeuropeos y, en concreto, la actividad turística porque contribuirá de forma "decisiva" a la formación de un marco económico estable, que favorecerá el crecimiento económico y el empleo, mantendrá bajos los tipos de interés, y hará desaparecer las comisiones cambiarias, lo que incentivará al consumidor a viajar al exterior. Por ello, consideró que la Unidad Económica y Monetaria que se consumará con la circulación del euro a partir de enero de 2002, ofrecerá "nuevas oportunidades que vamos a aprovechar". Destacó que España ocupará una posición de liderazgo en ese "cambio histórico" al coincidir la entrada en circulación de la nueva moneda con la Presidencia española de la Unión Europea. "España y Europa van a verse reflejadas en todos los países del mundo, ya que España, al ostentar la Presidencia de la Unión Europea será la que simbolice ese cambio histórico", afirmó Rato. El vicepresidente del Gobierno advirtió además que la desaparición de la peseta supondrá un "desafío logístico y técnico", al que deberá hacerse frente con la colaboración entre la Administración y el sector empresarial, con el fin de facilitar la transición al euro a las empresas y a los consumidores. Por ello, Rato destacó la importancia de la firma ayer, tras su alocución en el seminario sobre "Euro y Turismo", de 15 acuerdos entre el Ministerio de Economía y las diferentes asociaciones empresariales del sector turístico (hotelera, de agencias de viajes, turoperadores, camping, líneas aéreas, transporte, estaciones de esquí y termales y turismo rural). A través de estos acuerdos, el sector turístico se compromete a utilizar la euroetiqueta (presentar el precio en euros y pesetas) y a adoptar el código de Buenas Prácticas, para evitar los redondeos al alza de los precios, favorecer el canje y redistribución de la nueva moneda y ofrecer información a los clientes sobre el euro. Asimismo, Rato se refirió a que la encuesta Frontur pasará a ser la fuente de información sobre el gasto de turistas extranjeros y de los españoles en el exterior, cuando desaparezca la peseta y no puedan valorarse estos flujos monetarios con la balanza de pagos. Por su parte, el presidente del Consejo de Turismo de la CEOE y presidente de Spanair, Gonzalo Pascual, quien asistió también a la jornada sobre el euro, destacó las ventajas que la moneda única reportará a las empresas turísticas españolas para aumentar la competitividad, la transparencia del mercado y la internacionalización. Pascual añadió que el sector empresarial español "asume estos retos con optimismo", al tiempo que reconoció que para ello se necesitará la ayuda de la Administración, que tendrá que ofrecer medidas que favorezcan la adaptación del sector a la nueva moneda, que reduzcan las agresiones contra turistas mejorando la "seguridad ciudadana", y manteniendo una "posición clara en relación a los alimentos". Por su parte, el secretario de Estado de Comercio y Turismo, Juan Costa, se refirió durante su intervención en la jornada a la importancia del sector turístico en Europa y el "gran reto de España" a partir de enero de 2002, cuando entre en circulación el euro. Así, en referencia al primer punto, Costa afirmó que el sector turístico europeo representa el 5 por ciento del PIB comunitario y que creará en los próximos diez años entre 2 y 3 millones de empleos directos. En relación al segundo, quiso trasladar a la opinión pública el compromiso de la Administración con la nueva moneda, para lo que el sector público está adoptando medidas para "reducir incertidumbres". Costa emplazó a la sociedad y al sector empresarial a asumir también este compromiso con el euro. Así, incidió en el papel de los empresarios, indicando que la nueva moneda supondrá un "reto de competitividad, a través de la calidad y la moderación de precios". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.