Diario 5354 21.08.2018 | 04:49
Hosteltur: Noticias de turismo

El primer consejo privado de Iberia creará tres comisiones de control

5 abril, 2001
El nuevo consejo de administración de Iberia, en su primera reunión hoy tras ser remodelado en la reciente Junta de Accionistas celebrada el pasado sábado, estudia hoy la propuesta de nombramiento de Ángel Mullor, director general, como consejero delegado ejecutivo y la creación de tres comisiones: ejecutiva, auditoría y nombramientos, y retribuciones, según informan fuentes de la compañía aérea. A lo largo de la sesión de trabajo podrían quedar designados los componentes de las tres comisiones de trabajo.
El nuevo consejo de administración de Iberia, en su primera reunión hoy tras ser remodelado en la reciente Junta de Accionistas celebrada el pasado sábado, estudia hoy la propuesta de nombramiento de Ángel Mullor, director general, como consejero delegado ejecutivo y la creación de tres comisiones: ejecutiva, auditoría y nombramientos, y retribuciones, según informan fuentes de la compañía aérea. A lo largo de la sesión de trabajo podrían quedar designados los componentes de las tres comisiones de trabajo.Tras la caída registrada en su primer día de cotización, Iberia consiguió ayer recuperar un 1,71 por ciento, con lo que su precio se situó en 1,19 euros, el mismo que pagaron los inversores en la OPV. El valor bursátil de la compañía asciende a 180.777 millones de pesetas (1.086,50 millones de euros), de acuerdo con el cierre de ayer. En total se negociaron 26,3 millones de acciones por un valor de 5.150 millones de pesetas, volumen que sitúa a Iberia como una de las diez que más dinero contrataron. El BSCH, uno de los dos coordinadores globales de la OPV junto con el banco de inversiones norteamericano Merrill Lynch, y Banesto acumularon durante la sesión de ayer más del 30 por ciento de las compras de acciones, según informan fuentes del mercado financiero. Esta la razón por la cual el valor recuperó lo que había perdido el día de su estreno bursátil. Por otra parte, el valor de la renuncia a abandonar su 30 por ciento del capital de Iberia antes del pasado 31 de diciembre de los accionistas españoles del núcleo duro (Caja Madrid, BBVA, Logista, El Corte Inglés y Ahorro Corporación) se centra en el dinero que éstos pagaron por su participación, hace poco más de un año, más un 5 por ciento de interés, según diversas fuentes del núcleo duro. Esto supondría, según las cifras de ese contrato, 136.304 millones de pesetas, más el 5 por ciento de interés, que elevaría la cifra a 143.119 millones de pesetas. Este es el valor sobre el cual los dos «amigables componedores» deberán hacer una estimación para determinar el valor económico de la renuncia de los accionistas institucionales españoles a dejar el capital de Iberia antes del pasado 31 de diciembre, tal como recogía el documento por el que entraron en el capital de Iberia el 15 diciembre de 2000. Lógicamente, según fuentes jurídicas consultadas, los «amigables componedores» tendrán también que tener en cuenta el valor a que coticen las acciones de Iberia el día que lleven a cabo su resolución, así como otros conceptos que reclama la SEPI, como por ejemplo el pago de una prima de control sobre la aérea.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.