Diario 5329 22.07.2018 | 20:19
Hosteltur: Noticias de turismo

Thomas Cook desea llegar a traer 400.000 turistas al año a la isla de Mallorca

15 mayo, 2001
Thomas Cook, desea llegar a traer a la isla de Mallorca 400.000 turistas al año, según confesó su director general, James Stewart, en entrevista exclusiva a la revista HOSTELTUR.
Thomas Cook, desea llegar a traer a la isla de Mallorca 400.000 turistas al año, según confesó su director general, James Stewart, en entrevista exclusiva a la revista HOSTELTUR."Estamos seguros de que en Baleares y en Mallorca en concreto vemos una importante oportunidad para el crecimiento. En Mallorca estamos teniendo 270.000 clientes al año y querríamos tener un incremento significativo hasta cerca de los 400.000 clientes. Esto no lo lograremos en un año pero estamos trabajando junto con Iberostar para ofrecer más hoteles de calidad y desarrollando el mercado. Este es un objetivo a medio plazo, de 3 a 5 años vista". Sobre las reelaciones con Iberostar, Stewart no duda en calificarlas de excelentes. "Tenemos históricamente una relación muy estrecha con Iberostar (el Grupo Iberostar controló durante varios años un operador británico, Sunworld, que ahora es parte de JMC) además de la que mantiene C&N (accionista de la cadena hotelera). Las relaciones con Iberostar nunca han sido más positivas y con oportunidades tremendas". Stewart espera que Iberostar desarrolle nuevos proyectos especialmente diseñados para JMC. "Es un área donde Thomas Cook y JMC no ha desarrollado en los últimos 4-5 años tanta energía y medios como nos hubiera gustado. Nos gustaría pero creo que se realizará de forma efectiva como parte del Grupo C&N porque una de las áreas de sinergia es la oportunidad para trabajar en la gestión de destinos, en la contratación de hoteles en la totalidad del grupo. Es un área donde tenemos a uno de nuestros 'grupos de sinergias' (entre C&N y JMC) trabajando en este momento. Desde mi perspectiva, somos ahora un grupo y tenemos que funcionar como tal". Refiriéndose a las estrategias en JMC-Thomas Cook tras la entrada de C&N, el directivo afirmó: "Estratégicamente habrá mucha continuidad. Donde me voy a concentrar es en el personal y en el liderazgo de la compañía, porque las empresas no son nada sin la gente que trabaja en ellas. El otro objetivo principal es la oportunidad de ser parte del grupo C&N que es algo muy relevante, una gran oportunidad para ambas partes. Habrá un importante número de sinergias, principalmente en el área de la compañía aérea, ya que tenemos una flota de aviones similar y podremos compartir costes y mantenimiento. Somos la compañía charter más grande del mundo y la quinta aerolínea en Europa (al sumar JMC, Condor y Sunexpress) y las oportunidades serán significativas. Habrá también oportunidades en servicios en destinos turísticos (receptivo, contratación hotelera, etc.). Se busca utilizar una infraestructura común para dar servicio a la diferente tipología de clientes que tenemos. Esto, referido a las principales zonas turísticas. Otra de las sinergias será en Tecnologías de la Información (IT) y en el desarrollo de software, especialmente en lo relativo a Internet, donde Thomas Cook es el líder en Gran Bretaña. Refiriéndose a las prespectivas de crecimiento de la compañía en el mercado britanico este año, Stewart se muestra optimista. "Esperamos mantener los mismos niveles de pasajeros que en el año pasado y estamos centrándonos tanto en la mejora de la rentabilidad como en la calidad de los hoteles con los que contratamos. Trabajamos muy duro para conseguir mejorar el tipo de viajes que vendemos hacia un nivel superior de calidad en las vacaciones, porque es hacia donde va la demanda del mercado". Sobre el controvertido tema de la ecotasa aprobada por el gobierno de Baleares para ser aplicada el próximo año en el sector del turismo, Stewart considera que "es algo perfectamente comprensible desde una perspectiva (la medioambiental) pero debe tenerse en cuenta que hay un mercado donde si hay un aumento de precios alguien tiene que pagarlo. Los turoperadores no lo van a pagar, las compañías aéreas y los hoteleros tampoco, entonces lo pagarán los clientes y las consecuencias tienen que ser valoradas cuidadosamente, si va a generar beneficios a corto plazo pero desventajas a largo plazo. La imposición de una tasa tiene que ser valorada con mucho cuidado. El mercado británico está muy concienciado por el precio y creo que la ecotasa le afectará. La imposición de cualquier cambio en la estructura financiera de la cadena de valor del negocio turístico tiene una amplia repercusión. Si aumenta cualquier coste en la cadena afecta a la demanda". (Para mayor información consultar la edición impresa del mes de mayo de HOSTELTUR.)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.