El turismo norteamericano se ha multiplicado por cuatro en Cantabria, alcanzando los 13.000 visitantes en el 2000

El turismo norteamericano que visita la comunidad autonómica de Cantabria, en el norte de España, se ha multiplicado por cuatro en los últimos cuatro años, pasando de 3.989 visitantes en 1996 a 12.992 en el año 2000.

El turismo norteamericano que visita la comunidad autonómica de Cantabria, en el norte de España, se ha multiplicado por cuatro en los últimos cuatro años, pasando de 3.989 visitantes en 1996 a 12.992 en el año 2000. De esta manera, Estados Unidos se ha convertido en el tercer país, tras Inglaterra y Francia, que mayor número de turistas envía a la región, desplazando a Alemania, que venía ocupando este puesto hasta ahora. Estos datos fueron aportados ayer por el consejero de Industria y Turismo, José Ramón Alvarez Redondo, con motivo de la celebración en Santander de unas jornadas de trabajo a las que asisten representantes de las cuatro comunidades que forman la España Verde (Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco) y de nueve grandes grupos de touroperadores norteamericanos, y que tienen por objetivo presentar y concretar acciones turísticas en Estados Unidos. Alvarez Redondo señaló que este "espectacular" aumento del turismo norteamericano registrado en Cantabria y, en general, en todas las comunidades del Norte de España, no es fruto de la casualidad, sino de la "eficacia" de las acciones emprendidas desde la España Verde, que este año contempla 29 actuaciones en países europeos, cuatro en Estados Unidos y dos en Iberoamérica, que se completan con campañas publicitarias y de prensa. El consejero señaló que las cifras de visitantes norteamericanos son similares en todas las comunidades de la cornisa cantábrica, con un incremento porcentual anual del 8,28 por ciento, porcentaje que, en su opinión, seguirá en aumento en los próximos años si se da continuidad a las acciones emprendidas dentro de la España Verde, que este año cuenta con un presupuesto directo de 200 millones de pesetas, sin incluir la campaña conjunta con Turespaña. Los representantes de las cuatro comunidades autónomas coincidieron en señalar que se trata de un turismo de "muy alta calidad", que se aloja en hoteles de cinco estrellas y paga "muy bien", realizando un gasto diario de unas 50.000 pesetas, por lo que también exige importantes contraprestaciones. En el caso de Cantabria, las referencias turísticas de los norteamericanos son las cuevas de Altamira, el golf y el Banco de Santander, según Alvarez Redondo. Por su parte, en el País Vasco, Asturias y Galicia, los "motores" de atracción son el museo Guggenheim, los Paradores y el Camino de Santiago, respectivamente, según los representantes de estas comunidades. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.