Diario 5330 23.07.2018 | 12:03
Hosteltur: Noticias de turismo

La Comisaria europea de transporte apuesta por la creación de un mercado mundial y un "marco global" normativo para la industria aérea

29 mayo, 2001
La comisaria de Transporte y Energía y vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, abogó ayer en la 57 Asamblea Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) que se celebra en Madrid, por la construcción "responsable" de un "mercado mundial integrado" para el sector aéreo y la creación de un "marco global" que establezca mínimos normativos que garanticen el buen funcionamiento de los mercados.
La comisaria de Transporte y Energía y vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, abogó ayer en la 57 Asamblea Anual de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) que se celebra en Madrid, por la construcción "responsable" de un "mercado mundial integrado" para el sector aéreo y la creación de un "marco global" que establezca mínimos normativos que garanticen el buen funcionamiento de los mercados. De Palacio insistió en que la estructura de los acuerdos bilaterales actuales de servicios aéreos es "obsoleta" y está "desfasada" en un sector "plenamente consolidado y, en gran medida, privatizado", por lo que "hace falta una nueva estructura reguladora de carácter multilateral que dé respuesta a las necesidades de una industria que es eminentemente global", dijo. Aunque tuvo en cuenta las "buenas intenciones" de los manifestantes que se opusieron a la globalización en las cumbres de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y en la cumbre americana celebrada en Quebec (Canadá), De Palacio afirmó que "hoy es imposible dar marcha atrás y volver al antiguo modelo de economía". "No obstante, sería erróneo ignorar que nuestros ciudadanos tienen fundadas preocupaciones que hemos de tomarnos muy en serio, y que la globalización no puede sustentarse exclusivamente sobre la antigua máxima del 'laissez-faire' (saber hacer), que nos llevaría de retorno a un capitalismo al estilo del siglo XIX", advirtió. Hecha esta consideración, la comisaria de Transporte de la UE propuso avanzar en la constitución de un mercado cada vez más amplio para las compañías aéreas, no sólo comunitarias, mediante la "profundización del proceso de integración regional en el mercado común europeo del transporte aéreo" y a través de acuerdos con otros países de Europa Central y del Este, así como con otros estados vecinos, para lo que la Comisión está elaborando ya un estudio. Según De Palacio, los acuerdos regionales deberán ampliarse a otras regiones y continentes, incluido Estados Unidos, por lo que reiteró el objetivo de la Comisión de crear un Espacio Aéreo Transatlántico Común, que debería, con el tiempo, dar paso a más mercados "hasta constituir la base para un sistema multilateral mundial". El acuerdo no vetaría la entrada al mercado de ninguna aerolínea de los países firmantes en el territorio cubierto por el tratado, eliminaría las barreras a la inversión transfronteriza, e implicaría la convergencia en normas medioambientales, de seguridad y derechos de viajeros, así como en materia de competencia. En relación al último punto, De Palacio afirmó la preocupación de la UE por "el elevado nivel de concentración y consolidación" de compañías aéreas en Estados Unidos, cuyos efectos "ya son palpables" en el mercado comunitario a través de las diversas alianzas entre aerolíneas norteamericanas y europeas. "Por lo tanto, las normas deberán garantizar el mercado competitivo que evite la posición dominante de unos pocos agentes y la entrada al mercado de nuevas compañías", afirmó. Por otro lado, aseguró que "muchos países" han valorado al Espacio Aéreo Transatlántico Común como la mejor respuesta a la globalización. "No obstante, algunas cuestiones legales e institucionales les impiden de momento dar luz verde al inicio de las negociaciones", añadió. En esta línea, la comisaria advirtió de que habrá que velar por que la "escasez" en materia de gestión de tráfico aéreo y de capacidad de los aeropuertos no sea utilizada por los Estados "como pretexto para la creación de barreras nuevas y artificiales para la industria". Asimismo, afirmó Loyola, debería estudiarse en el marco de la OMC, la liberalización de todos los servicios que permiten operar a las líneas aéreas, y que actualmente están cubiertos de "forma marginal" por el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS). Respecto a la sustitución de la estructura bilateral por otra comunitaria hace, aproximadamente, 15 años en Europa, la vicepresidente de la Comisión Europea destacó la necesidad de superar las restricciones en la designación de compañías extranjeras para operar en rutas extracomunitarias; de contar con autoridades de competencia fuertes e independientes que hagan posible la actuación internacional; así como de normas para que el mercado se desarrolle de forma "armoniosa y socialmente responsable". Asimismo, se refirió a la necesidad de tomar medidas en gestión aérea y aeropuertos, para aumentar la capacidad y garantizar la seguridad y eficacia de las operaciones. Finalmente, indicó que los acuerdos regionales son cada vez más frecuentes (Pacto Andino, Acuerdo de Servicios aéreos de la Comunidad del Caribe, las Libertades Intra-árabes, entre otros), aunque lamentó que aún no sea posible establecer vínculos entre las distintas zonas para que las compañías aéreas "puedan beneficiarse de mercados liberalizados más amplios. La Comisión europea es consciente de la importancia de establecer relaciones entre estas regiones del mundo", concluyó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.