Diario 5350 16.08.2018 | 21:32
Hosteltur: Noticias de turismo

Las aerolíneas culpan a AENA del caos en el aeropuerto de Barajas

4 junio, 2001
La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) denuncia que la negligencia de AENA mantiene sumido en el caos el aeropuerto de Madrid-Barajas, el quinto de Europa, con 32 millones de viajeros al año. ALA desvela los 10 puntos negros de Barajas y destaca el elevado porcentaje de pérdidas de vuelos de conexión que sufren los pasajeros en tránsito. Aunque el tiempo máximo oficial para hacer el transbordo de un avión a otro es de 60 minutos, asegura que es imposible hacerlo en menos de 90 minutos.
La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) denuncia que la negligencia de AENA mantiene sumido en el caos el aeropuerto de Madrid-Barajas, el quinto de Europa, con 32 millones de viajeros al año. ALA desvela los 10 puntos negros de Barajas y destaca el elevado porcentaje de pérdidas de vuelos de conexión que sufren los pasajeros en tránsito. Aunque el tiempo máximo oficial para hacer el transbordo de un avión a otro es de 60 minutos, asegura que es imposible hacerlo en menos de 90 minutos. Alas 58 compañías aéreas que realizan servicios comerciales en el cielo español se les ha terminado la paciencia. A través de su patronal, ALA, han decidido denunciar la situación de caos que vive la operatividad diaria del aeropuerto de Madrid-Barajas. "La negligencia de AENA confunde a los pasajeros y hace imposible una gestión coherente de los servicios aeroportuarios que prestamos", afirman los miembros de la junta directiva de ALA, en la que se encuentran representadas Iberia, British Airways o US Airways. ALA resume en 10 puntos negros los males de Barajas. Son ellos: 1. Tiempo Mínimo: las siglas MTC indican el "tiempo mínimo de conexión" que los sistemas informáticos de venta de billetes aéreos autorizan entre un vuelo y otro a efectos de conexión en un aeropuerto. El MTC de Barajas para vuelos nacionales es de 45 minutos, y para vuelos internacionales, de 60 minutos. Las compañías de ALA aseguran que, en la mayoría de los casos, es "una heroicidad" que un viajero cuyo avión ha aterrizado "pueda orientarse y salvar los obstáculos que le impone el laberinto de Barajas" para conseguir hacer la conexión con otro vuelo "en menos de 90 minutos". 2. Transporte interno: las últimas ampliaciones de Barajas hacen que entre punta y punta del aeropuerto exista una distancia cercana a los cuatro kilómetros, que los viajeros deben recorrer andando. La Asociación de Líneas Aéreas considera "inconcebible" que AENA no haya creado un transporte de conexión entre terminales. 3. Confusión de terminales: los pasajeros tienen que hacer un curso para saber orientarse. Para localizar su puerta de embarque deben hacerse las siguientes preguntas: ¿De qué terminal sale el vuelo: de T1, de T2 o de T3?; ¿Cuál es mi compañía?; ¿En qué zona debo embarcar: zona A, B, C, D, E?; ¿Mi destino y, por tanto, mi vuelo es internacional puro, internacional Schengen, europeo, doméstico o nacional? 4. Billetes sin información: En buena parte de los billetes emitidos no indica a qué terminal debe acudir el viajero. La dispersión de las compañías en las terminales provoca continuas confusiones. 5. Conexiones con Madrid: a pesar de que han mejorado en los últimos años con la llegada del metro, las conexiones del aeropuerto con Madrid siguen siendo deficientes. Mención aparte sigue necesitando el servicio de taxis. "Son los taxistas los que eligen al cliente y no al revés", se queja ALA. 6. Aparcamientos: la deficiente información que tiene el viajero sobre el punto al que debe dirigirse para coger su vuelo se multiplica cuando en su viaje de regreso utiliza una compañía aérea distinta o un vuelo con "códigos compartidos". Es muy fácil que vaya a parar a una terminal distinta de la que salió. Encontrar el aparcamiento donde estacionó su vehículo le costará, en este caso, un paseo de varios kilómetros. 7. "Vuelos sucios": En la recién estrenada terminal del dique sur se vive una situación "absurda" en los llamados vuelos sucios, aquellos que proceden de países productores de cocaína. Por indicación de la policía se obliga a todos los pasajeros a dar una vuelta por todo el aeropuerto para pasar los controles oportunos sin "contaminar" a otros viajeros. 8. Señalización confusa: ALA afirma que sus compañías asociadas reciben quejas continuas de los viajeros porque no comprenden la señalización interna del aeropuerto y les induce permanentemente a errores. 9. Mensajes superpuestos: AENA ha propuesto convertir Barajas en un "aeropuerto silencioso". La Asociación de Líneas Aéreas se muestra de acuerdo en esta propuesta, que eliminaría todo tipo de mensajes por megafonía. Sin embargo, entienden que debe mejorar mucho la iconografía de la señalización de las terminales. 10. Largo carreteo: la dispersión de las compañías en los distintos terminales obliga, en muchos casos, a los viajeros a hacer largos desplazamientos en autobús hasta el avión. Después los aviones tardan más de 15 minutos hasta alcanzar la pista de despegue. Los miembros de la junta directiva de ALA, asociación que preside Pablo Olmeda, quieren dejar constancia de que valoran "el esfuerzo realizado por AENA", el ente estatal propietario de los 42 aeropuertos de carácter público que existen en España, "durante los últimos años". Afirman que "los problemas de hoy en Barajas no se parecen a los que se vivieron hace cuatro años y que provocaban situaciones crónicas de retrasos y de colapso". No obstante, afirman que "AENA no ha sabido consolidar la tarea emprendida" y que "la gestión que realiza en esta etapa de normalidad y de transición", hasta que se pongan en servicio la nuevas pistas y las nuevas terminales, "es realmente muy mala". La asociación está particularmente sensibilizada por los problemas que el deficiente funcionamiento de Barajas provoca en los vuelos de conexión. "El Gobierno pretende convertir Madrid en el mayor aeropuerto de tránsito del sur de Europa, pero si los viajeros pierden las conexiones por sistema, nadie querrá hacer sus transbordos en Barajas; ni viajeros ni compañías aéreas". Mientras AENA no es capaz de poner en marcha un servicio de autobuses para conectar las tres terminales, Iberia se queja de haber tenido que invertir más de 200 millones en un transporte para agilizar las conexiones de sus pasajeros. (Diario Cinco Días, 04 06 01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.