Diario 5353 19.08.2018 | 15:23
Hosteltur: Noticias de turismo

El gobierno argentino insta a la SEPI a adoptar una actitud más activa en la crisis de Aerolíneas

6 junio, 2001
El gobierno de Fernando de la Rúa ha instado nuevamente a los dueños de Aerolíneas Argentinas a que adopten una actitud que permita solucionar la crisis, mientras que los trabajadores comenzaron a cobrar ayer los sueldos del mes de mayo.
El gobierno de Fernando de la Rúa ha instado nuevamente a los dueños de Aerolíneas Argentinas a que adopten una actitud que permita solucionar la crisis, mientras que los trabajadores comenzaron a cobrar ayer los sueldos del mes de mayo. El portavoz presidencial, Ricardo Ostuni, declaró que De la Rúa instó a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales de España (SEPI), dueña del 85 por ciento de las acciones de Aerolíneas, a que "abandone la actitud pasiva que ha mantenido". Ostuni aseguró que el Gobierno "está haciendo todos los esfuerzos posibles para conservar las fuentes de trabajo y para que no se pierda la línea de bandera", e insistió en que "la SEPI tiene que asumir la solución de este problema". "De la Rúa instruyó a la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, a estar de forma permanente sobre el tema, especialmente instando a la SEPI a que deje la actitud pasiva que ha tenido, tome protagonismo en el tema y busque alternativas a la oferta que ha hecho", añadió. Asimismo, Ostuni recordó que hasta ahora, la posición de la SEPI se redujo a dar un Plan Director, al que pretende que todos se adhieran, y que no es posible negociar "si no hay voluntad de escuchar a las otras partes y hacer algún tipo de modificaciones". El Plan Director, que prevé la flexibilización de los horarios de trabajo, la reducción de sueldos y la eliminación de empleos, es rechazado por el gremio de los mecánicos aeronaúticos, que se niegan a firmarlo. La nueva actitud del Ejecutivo de De la Rúa fue resaltada por los sindicatos. "Al fin se han dado cuenta de que ésta es una cuestión de Estado y que debe tratarse de gobierno a gobierno", declaró a Europa Press Gabriel Mocho Rodríguez, del gremio de los aeronavegantes. "La única solución es que se adopte un plan de recuperación de rutas y mercados abandonados", explicó Mocho Rodríguez, quien añadió que está probado que si los trabajadores no cobraran un peso, "la empresa tendría un déficit de 65 millones de dólares al año".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.