Diario 5352 18.08.2018 | 00:42
Hosteltur: Noticias de turismo

El jefe del Gabinete argentino cree que la solución de Aerolíneas pasa por una reprivatización o un proceso de ajuste

14 junio, 2001
El jefe del Gabinete argentino, Chrystian Colombo, comentó ayer que las posibles soluciones para la crisis que atraviesa Aerolíneas Argentinas (AA) pasan por "una reprivatización razonable o un proceso de ajuste lo menos doloroso posible para los trabajadores".
El jefe del Gabinete argentino, Chrystian Colombo, comentó ayer que las posibles soluciones para la crisis que atraviesa Aerolíneas Argentinas (AA) pasan por "una reprivatización razonable o un proceso de ajuste lo menos doloroso posible para los trabajadores". En declaraciones a Radio América, citadas por Europa Press, Colombo señaló que el Gobierno argentino intentará que el usuario no tenga problemas, ni se produzcan despidos masivos o un coste que el Estado actualmente no puede asumir. Por otra parte, el ministro de Infraestructura, Carlos Bastos, tiene previsto viajar a España para intentar encontrar una solución al conflicto de AA. Bastos se reunirá con el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, y con representantes de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El portavoz presidencial, Ricardo Ostuni, explicó que el presidente de Argentina, Fernando De la Rúa decidió, después de haberse reunido con miembros de su gabinete, que Bastos viajara a Madrid para intentar solucionar el conflicto de la aerolínea argentina de bandera. El aeropuerto de Ezeiza registraba, al mediodía de ayer, numerosos incidentes en los que los trabajadores impedían el embarque de los pasajeros del vuelo de Iberia previsto para las 14.15 horas. El aeropuerto internacional de Buenos Aires se encuentra fuertemente custodiado, mientras que la policía aeronáutica intenta que los pasajeros facturen su equipaje uno a uno. Por otro lado, la Policía aeronáutica reprimió anoche con gases paralizantes a empleados de Aerolíneas que impedían el embarque de pasajeros, así como la salida de todos los vuelos programados. Asimismo, los trabajadores de AA cruzaron un Jumbo en la pista principal del aeropuerto con el objetivo de impedir que el vuelo 6844 de Iberia con destino a Madrid y programado para las 21.40 horas del martes se operara. Finalmente, el avión pudo despegar por una pista alternativa, aunque el número de pasajeros era muy reducido. Durante la manifestación de los empleados de AA en el aeropuerto de Ezeiza, algunos resultaron heridos, como Daniel Traversano, quien señaló en unas declaraciones a Radio Mitre que "anoche nos reprimieron mal, con gases lacrimógenos y picanas eléctricas". Las medidas de fuerza de los empleados de Aerolíneas se intensificaron después de que la SEPI española anunciara el martes su decisión de suspender los vuelos de AA con destino a Madrid y Roma, las últimas rutas que la compañía operaba en Europa, alegando falta de combustible.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.