Sol Meliá prepara la entrada en el sector hotelero de EE UU

Sol Meliá está a la espera de una solución del problema creado por la Ley Helms-Burton para entrar en el mercado hotelero de EE UU, según aseguró el presidente de ese grupo hotelero, Gabriel Escarrer. Los hoteles estarían ubicados en Nueva York y Florida.

Sol Meliá está a la espera de una solución del problema creado por la Ley Helms-Burton para entrar en el mercado hotelero de EE UU, según aseguró el presidente de ese grupo hotelero, Gabriel Escarrer. Los hoteles estarían ubicados en Nueva York y Florida. La polémica ley estadounidense prevé sanciones para las empresas con inversiones en Cuba, como es el caso de Sol Meliá, en una disposición cuya entrada en vigor fue aplazada por presiones de la Unión Europea. Según el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, "parece que la nueva Administración Bush no le ha dado importancia al tema y, esto es relevante, ya que desde que está Bush no se nos ha llamado, mientras que Clinton lo hizo hasta dos meses antes de dejar el cargo". Las autoridades estadounidenses abrieron una investigación para esclarecer si Sol Meliá y otros grupos hoteleros europeos, entre los que se encuentra uno alemán, estaban afectados por las condiciones de esa ley. Sin embargo, de esa investigación no se ha derivado ninguna sanción y se ha limitado solamente a la renovación periódicamente de la información, según el grupo español. Por otra parte, los empresarios hoteleros españoles que tienen intereses en la República Dominicana pidieron el lunes al presidente de ese país, Hipólito Mejía, que tome medidas para paliar el fuerte descenso de visitantes que está registrando. Los hoteleros, cuyas inversiones en ese país en las dos últimas décadas se aproximan a los 150.000 millones de pesetas, afirmaron que los niveles de ocupación están muy por debajo de las expectativas, especialmente en Puerto Plata, una zona costera situada al norte del país. La principal exigencia de los empresarios, según Gabriel Escarrer, fue la de que mejoren las comunicaciones dentro del país y, especialmente, el esfuerzo de promoción exterior por el Gobierno dominicano, que este año destinará alrededor de 7.200 millones de pesetas a este fin. Además de con Escarrer, el presidente de la República Dominicana, Hipólito Mejía, también se reunió con los presidentes del grupo Iberostar, Miguel Fluxá; de Soltur, Pablo Piñero; de Barceló, Simón Pedro Barceló; de Globalia, Juan José Hidalgo, y de Hoteles Catalonia, Manuel Vallet. También asistieron al acto el vicepresidente de Occidental Hoteles, Adolfo Favieres, y los directivos de Riu Hotels, José Moreno, y de H10 Hotels, Juan Molas. (Javier Alfonso, diario Cinco Días, 27/06/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.