El presidente de Spanair, Gonzalo Pascual, afirma que la situación tendría que cambiar para que Marsans se interese por Aerolíneas Argentinas

El presidente del Grupo Marsans y de la compañía aérea Spanair, Gonzalo Pascual, aseguró a Europa Press que "tendrían que producirse cambios muy importantes tanto por parte de la SEPI como de los integrantes de Aerolíneas Argentinas para que el Grupo, a través de su participación en Air Plus Argentina, mostrara un interés definitivo en adquirir la aerolínea Argentina".

El presidente del Grupo Marsans y de la compañía aérea Spanair, Gonzalo Pascual, aseguró a Europa Press que "tendrían que producirse cambios muy importantes tanto por parte de la SEPI como de los integrantes de Aerolíneas Argentinas para que el Grupo, a través de su participación en Air Plus Argentina, mostrara un interés definitivo en adquirir la aerolínea Argentina". Pascual, que hizo estas declaraciones en la presentación ayer en Madrid de la alianza comercial entre Spanair y Cubana de Aviación, explicó que su Grupo no ha mostrado ningún interés en esta compra, sino que ha sido la compañía Air Plus Argentina, en la que el Grupo Marsans es un accionista importante, la que ha planteado esta posibilidad. "Si esta empresa tomara una decisión, el Grupo tendría que definirse, pero por el momento esa opción no se ha planteado, por lo que la compañía todavía no se ha posicionado", dijo. Por otro lado, el presidente de Spanair dijo que "no descarta" que la colaboración que la aerolínea mantiene hoy en día con Lufthansa pueda convertirse en una participación futura de la aerolínea alemana en la española, "pero hoy en día no hay nada que pueda indicar eso", aseguró. "Es cierto que tanto por parte de SAS como de Lufthansa se hicieron declaraciones en las que mostraban su interés en convertir a Spanair en una mesa con tres patas, pero no hay más que eso", dijo Pascual, quien añadió que "no es bueno que se haga de las declaraciones de los representantes de otras compañías un eje central del futuro de Spanair, porque la compañía tiene su propia trayectoria". En este sentido, remarcó que el objetivo de la aerolínea es "convertirse en la auténtica alternativa a Iberia". Respecto a la huelga de pilotos que vive Iberia, Pascual dijo que "no beneficia a nadie" y que el único beneficio que su compañía obtiene es "que pasajeros que no habían tenido oportunidad de viajar con otras aerolíneas ahora lo hagan y conozcan el producto que ofrece la compañía". En este sentido, explicó que Spanair está tratando de dar unos servicios de "alta calidad". "El objetivo es que la aerolínea sea una referencia en cuanto a calidad del producto y el reconocimiento que los pasajeros hacen a través de su fidelización es el mejor testimonio de que se trabaja en la línea adecuada", añadió. El presidente de Spanair explicó que en la aerolínea también ha habido planteamientos diferentes con los pilotos "pero nunca ha llegado de manera exagerada la sangre al río". "Los problemas deben lavarse internamente y en el ámbito de la empresa. Buena parte de los conflictos surgen cuando los ámbitos de decisión salen del entorno de la empresa", expresó Pascual. Por último, y en calidad de presidente del Consejo de Turismo de la CEOE, Pascual dijo que "debe ponerse coto a actuaciones como las que se han visto en Baleares. Lo primero que hay que hacer en cualquier conflicto es que se cumplan escrupulosamente los servicios mínimos y para eso hay que aplicar la ley de una manera clara". "Estos conflictos preocupan al sector porque, al final, el que paga es el turista y el conjunto de la economía española, puesto que el turismo es su primer motor", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.