El ministro español de Fomento ratifica su voluntad de mediar en el conflicto de Ibera y sus pilotos

El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, manifestó una vez más su "disponibilidad" para mediar en el conflicto entre Iberia y el sindicato de pilotos SEPLA sobre la negociación del convenio colectivo, si ambas partes así lo solicitan.

El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, manifestó una vez más su "disponibilidad" para mediar en el conflicto entre Iberia y el sindicato de pilotos SEPLA sobre la negociación del convenio colectivo, si ambas partes así lo solicitan. "Si el SEPLA y la dirección de Iberia piden una mediación, y se la piden al ministro de Fomento, estaré disponible para lo que requieran", declaró Álvarez-Cascos tras pronunciar ayer una conferencia sobre vivienda en los cursos de verano de San Lorenzo de El Escorial. "Estamos siempre disponibles para ayudar al diálogo y al acuerdo", añadió. No obstante, aseguró que no se ofrecerá a mediar, al considerar que si Iberia y el SEPLA no solicitan esta ayuda "la misión de la Administración está tasada y se reduce a vigilar el cumplimiento de los servicios mínimos y a exigir responsabilidades en caso de que éstos no se respeten". "Se trata de un conflicto laboral que forma parte de las estrategias de la negociación colectiva sobre el que deseo que se alcance un acuerdo lo antes posible y por la vía del diálogo, que permita garantizar el futuro de la compañía y las expectativas profesionales de todos los afectados", manifestó. En el caso de que este acuerdo no se produzca, tal como ha ocurrido hasta ahora, y se mantenga el calendario de paros establecidos, el deber del Ministerio de Fomento "es establecer servicios mínimos para evitar que los perjuicios de la huelga se proyecten sobre el derecho de movilidad de los españoles". No obstante, manifestó su satisfacción por el hecho de que hasta el momento los paros no hayan causado "grandes perjuicios a los pasajeros". Respecto a las perspectivas de un conflicto en el sector del transporte discrecional de viajeros en las Islas Canarias similar al ocurrido en el archipiélago balear, el titular de Fomento, tras admitir su preocupación al respecto, aseguró que el transporte en Canarias es competencia del gobierno regional "independientemente de que el problema sea general". Álvarez-Cascos precisó que el Ministerio de Fomento puede ofrecer cooperación en problemas surgidos que sean competencia de las comunidades autónomas, por los que aseguró que "el gobierno de Canarias tiene la colaboración de su Departamento en caso de que la necesite, pero quien debe resolver un conflicto del transporte insular son las autoridades insulares en función de sus propias competencias", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.