Diario 5407 21.10.2018 | 21:20
Hosteltur: Noticias de turismo

El ministro español de Fomento ofrece al mediador en el conflicto entre Iberia y el SEPLA su colaboración y la de su Departamento para la resolución del conflicto

17 julio, 2001
El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, ha ofrecido al presidente en funciones del Consejo Económico y Social (CES), Federico Durán, su "total colaboración" y la de su Departamento, del que depende la Dirección General de Aviación Civil, para elaborar su propuesta de arbitraje en el conflicto de Iberia.
El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, ha ofrecido al presidente en funciones del Consejo Económico y Social (CES), Federico Durán, su "total colaboración" y la de su Departamento, del que depende la Dirección General de Aviación Civil, para elaborar su propuesta de arbitraje en el conflicto de Iberia. Álvarez-Cascos aseguró ayer en rueda de prensa que no ha tenido la oportunidad de ponerse en contacto con Durán, quien fue nombrado por el gobierno español para mediar entre la dirección de la Compañía Iberia y los representantes de los pilotos (Sepla) en este arbitraje obligatorio, aunque subrayó que su designación como mediador no ha dado lugar a recusaciones de las partes implicadas y recalcó que su decisión del próximo jueves deberá ser acatada por todos. El titular de Fomento expresó su confianza en que éste sea el final definitivo del conflicto laboral de Iberia y añadió que "debe servir de referencia para todos los conflictos que en el ámbito laboral se puedan producir". En su opinión, "es mejor siempre el diálogo o la mediación que el conflicto y el arbitraje como última instancia" y destacó que el gobierno "actuará de igual manera en el futuro". Álvarez-Cascos defendió la intervención del Ejecutivo español en el problema de Iberia alegando que el conflicto "había entrado en sus competencias" al cuestionarse la seguridad de los pasajeros. Cuando la empresa advirtió sobre la imposibilidad de protegerla, Fomento aclaró que "no afectaba a la seguridad", por lo que instó a Iberia a reanudar sus actividades e intentó propiciar un acuerdo mediante el arbitraje obligatorio, indicó el ministro. A su juicio, Iberia "obligó" al Ministerio a pronunciarse sobre el conflicto puesto que había invocado problemas de seguridad en el tráfico aéreo, que es responsabilidad de Fomento. En este sentido, agregó que el pasado jueves la compañía introdujo un elemento nuevo como era el asunto de la seguridad, "por lo que trasladó a una cuestión de seguridad un problema laboral".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.