Diario 5404 18.10.2018 | 07:01
Hosteltur: Noticias de turismo

El presidente de la Federación Internacional de Turoperadores afirma que la ecotasa de Baleares acarreará desventajas y discriminación

8 agosto, 2001
El presidente de la Federación Internacional de Touroperadores (IFTO), Martín Brackenbury, afirmó ayer en Santander que la ecotasa -el impuesto para turistas de un euro por día de estancia que pretende implantar el gobierno de Baleares- acarreará "bastantes desventajas" y que es "un poco un factor de discriminación" y aseguró tener "dudas" de que su aplicación mejore la calidad turística de las islas.
El presidente de la Federación Internacional de Touroperadores (IFTO), Martín Brackenbury, afirmó ayer en Santander que la ecotasa -el impuesto para turistas de un euro por día de estancia que pretende implantar el gobierno de Baleares- acarreará "bastantes desventajas" y que es "un poco un factor de discriminación" y aseguró tener "dudas" de que su aplicación mejore la calidad turística de las islas. Brackenbury precisó que aunque la Federación que preside acepta este impuesto, que el gobierno central español recurrirá al Tribunal Constitucional, serán los hoteleros los que tendrán que absorber la carga impositiva de la ecotasa en parte o en su totalidad, o "aceptar claramente que tendrán menor ocupación" hotelera, lo que se traduce en que recaudará menos dinero y, por tanto, se mermará su inversión, dijo. "Si las cadenas hoteleras consiguen menos dinero en sus establecimientos en Baleares y en cambio consiguen más dinero en el resto de cadenas del resto de España u otros países, invertirán en estos sitios", advirtió. El presidente de IFTO consideró además "extraño" que se haya aprobado la implantación de este gravamen, dado que el Gobierno español había introducido un IVA reducido del seis por ciento a la actividad hotelera para fomentar el turismo extranjero en España. En este sentido, destacó que esta ecotasa disminuye el efecto de dicho IVA reducido, por lo que se puede hablar de "una doble imposición". En otro orden de cosas, Brackenbury, elogió la réplica de las Cuevas de Altamira, de Santillana del Mar, y señaló que le parece un "modelo inteligente" para absorber la congestión turística y asegurar la "buena conservación" de lugares que forman parte del patrimonio cultural. "Este sistema de copia me parece una forma inteligente", afirmó en referencia a las posibilidades de acercamiento al gran público que ofrece esta instalación. Asimismo, consideró que el proyecto de Altamira es un "buen ejemplo" para ciudades y zonas como Roma, el Vaticano o La Alhambra (Granada), como una forma de evitar las aglomeraciones de público y conservar mejor las obras de arte. El presidente de IFTO hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), donde participa en el seminario "Productos y mercados turísticos".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.