Todas las patronales del sector turístico español deberían agruparse en una sola Confederación nacional, propone Joan Molas, Presidente de la Confederación Catalana de Hoteles y Restaurantes

Joan Molas ha sido elegido Presidente de la gran patronal turística catalana, la Confederación de Asociaciones de Hoteles y Restaurantes, que agrupa a más de 50.000 empresas ubicadas en Cataluña y que dan trabajo a más de 250.000 empleados. Para Juan Molas, la sociedad debe tener conciencia de que este es un sector muy importante. Que genera mucha riqueza. Que tiene voz propia y que debe ser tenido en cuenta. Tanto en Cataluña como en el resto de España. No hay que olvidar que Cataluña es la zona geográfica española que recibe más turistas, algunos de paso hacia el Sur, pero alojando y ofreciendo su producto al mayor número de turistas nacionales e internacionales. De ahí la importancia política y económica de esta confederación. Joan Molas, en entrevista exclusiva concedida a la revista HOSTELTUR, propone una nueva línea de trabajo, de unión hacia un destino común: el beneficio de los asociados, y del sector turístico catalán en general.

Joan Molas ha sido elegido Presidente de la gran patronal turística catalana, la Confederación de Asociaciones de Hoteles y Restaurantes, que agrupa a más de 50.000 empresas ubicadas en Cataluña y que dan trabajo a más de 250.000 empleados. Para Juan Molas, la sociedad debe tener conciencia de que este es un sector muy importante. Que genera mucha riqueza. Que tiene voz propia y que debe ser tenido en cuenta. Tanto en Cataluña como en el resto de España. No hay que olvidar que Cataluña es la zona geográfica española que recibe más turistas, algunos de paso hacia el Sur, pero alojando y ofreciendo su producto al mayor número de turistas nacionales e internacionales. De ahí la importancia política y económica de esta confederación. Joan Molas, en entrevista exclusiva concedida a la revista HOSTELTUR, propone una nueva línea de trabajo, de unión hacia un destino común: el beneficio de los asociados, y del sector turístico catalán en general."Nosotros somos la única Confederación del Estado español que une a todos los gremios vinculados al mundo de la hostelería y la restauración. Si Cataluña ha podido hacer realidad esta Confederación, hemos de intentar primero que las relaciones con las tres grandes patronales turísticas nacionales sean fluidas, cómodas, y sobre todo hemos de intentar que a la larga se consiga unir a todos en una sola asociación empresarial nacional que englobase a todas estas asociaciones relacionadas con el sector turístico. Actualmente no tiene razón de ser una patronal hotelera de alojamientos de sol y playa, otra de turismo rural o de interior, otra de ciudad... además, entre todos, hemos de conseguir que la confederación constituida entre Zontur y la Federación Española de Hoteles acabe siendo una sola federación de hoteles. Y en el futuro buscar puntos de encuentro con la federación de restaurantes para acordar una nueva confederación con los hoteleros. Estamos condenados a entendernos. Todos representamos a los mismos intereses. Hemos de enterrar definitivamente los protagonismos y personalismos que se han dado en los últimos tiempos, y que solo han conducido a malos entendidos y a divergencias". Sin embargo, aunque Molas se muestra partidario de una política integracionista, no se le escapa que ésta, hoy por hoy, es excluyente en el caso de los apartamentos turísticos y los alojamientos extrahoteleros. "Los intereses aquí si que son distintos. Los Apartahoteles sí que tienen cabida. Pero para los apartamentos turísticos es más difícil al tener unas normativas legales bastantes diferentes a las que manejamos los hoteles. Y en lo que se refiere a los alojamientos extrahoteleros, estos son particulares que alquilan sus viviendas. Queda la excepción del turismo rural, la mayoría de estos establecimientos ya forman parte de alguna de las asociaciones empresariales existentes". Este camino lleva a Molas a un tema sensible: el intrusismo y la ilegalidad de algunos apartamentos y casas vacacionales y la necesidad de luchar contra esas ilegalidades. "Yo creo que está es una tarea fundamental de la administración y de todos los agentes turísticos. Si hemos de continuar aceptando que hecha la Ley, hecha la trampa, mal vamos. La Administración debe perseguir todos estos establecimientos que están haciendo una competencia desleal y absoluta a los establecimientos que cumplen una normativa, que están en los parámetros que la ley obliga, mientras que los otros están fuera de la ley. Los agentes turísticos deben cumplir la ley y no contratar este tipo de oferta. Todos debemos luchar contra los ilegales, pero sobre todo la administración". (Más información y la entrevista íntegra en la edición impresa del mes de agosto de la revista HOSTELTUR.) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.