Diario 5407 20.10.2018 | 19:24
Hosteltur: Noticias de turismo

La presión turística y la falta de gestión, principales amenazas de las praderas de posidonia en Baleares, según Adena

20 agosto, 2001
La presión urbanística y del turismo, así como la falta de gestión integrada de las zonas costeras son los factores que más contribuyen a la degradación costera en Mallorca y al deterioro de las praderas marinas de posidonia, según denuncia la organización ecologista WWF/Adena, que inició este fin de semana su campaña "A fondo" en Baleares.
La presión urbanística y del turismo, así como la falta de gestión integrada de las zonas costeras son los factores que más contribuyen a la degradación costera en Mallorca y al deterioro de las praderas marinas de posidonia, según denuncia la organización ecologista WWF/Adena, que inició este fin de semana su campaña "A fondo" en Baleares. La Campaña, que también impulsa la Caja de Ahorros del Mediterráneo, ha recalado en la Playa de Alcudia, donde se informa a la población sobre el estado de conservación de los ecosistemas marinos, cuya explotación es la base económica de numerosas localidades. En esta edición, la campaña se centra en divulgar la importancia del litoral como frontera de vida. Los diversos ecosistemas costeros están tan íntimamente ligados que el deterioro de uno de ellos termina por afectar al conjunto. En la Bahía de Alcudia, se encuentra una de las praderas de Posidonia de Baleares frente a una de las áreas con mayor presión urbanística. Asimismo, S'Albufera es el mayor humedal litoral de toda la costa balear y presenta un aceptable nivel de conservación. No obstante, WWF/Adena considera que, aunque el litoral balear es el que tiene el mejor estado de conservación de todo el Mediterráneo español, presenta importantes actuaciones humanas que han modificado de manera irreversible su paisaje y sufre una de las mayores presiones turísticas. A pesar de que el 66 por ciento de la franja costera balear se encuentra teóricamente protegida, estos valores pueden modificarse, siendo la situación especialmente preocupante en Mallorca, donde el desarrollo turístico es creciente y difícilmente se podrán mantener los actuales niveles de protección. "La construcción de grandes mansiones en zonas de elevado interés natural está alterando de manera notable el paisaje insular y la ocupación del suelo público del dominio marítimo terrestre hace irrecuperables habitats de importancia para aves y paisajes de gran valor ambiental", según los ecologistas. El fondeo incontrolado de embarcaciones de recreo, la contaminación, la extracción de arenas para la "regeneración" de playas y la alteración del perfil de la costa son las causas de la degradación y la fragmentación de las praderas de Posidonia, asegura WWF/Adena. Asimismo, destaca el tráfico masivo de estas embarcaciones de recreo y turísticas genera múltiples impactos en los fondos marinos. Por este motivo, WWF/Adena exige el cumplimiento de la legislación vigente, especialmente la Ley de Costas, y la inclusión de 10 áreas litorales en Baleares de importancia comunitaria en la Red Natura 2000 de la Directiva de Hábitats, sobre todo praderas de Posidonia, arrecifes, cuevas sumergidas y áreas marinas de las zonas ya protegidas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.