Rajoy asegura que se ha evitado la constitución de una "célula" que atentase contra personas e intereses turísticos

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, aseguró ayer que con la detención de los seis etarras del 'comando Barcelona' se han evitado atentados contra personas e intereses turísticos.

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, aseguró ayer que con la detención de los seis etarras del 'comando Barcelona' se han evitado atentados contra personas e intereses turísticos.El titular de Interior explicó que se han intervenido 250 kilos de explosivos, numerosas armas, matrículas falsas, mandos a distancia, temporizadores y material eléctrico y electrónico para confeccionar artefactos explosivos. Rajoy, quien confirmó que los detenidos son tres miembros liberados de ETA y que estaban fichados por la Policía y tres no fichados. Los primeros son: Fernando García Jodrá, Unai López de Ocáriz y Nerea Bengoa. Los tres colaboradores son: Pedro Alvarez Fernandez de Mendía, Aurelia Comas Riera y Laura Riera Valenciá. Explicó que con la detención de todos ellos se ha evitado que se instalara una "célula" de ETA en la capital catalana y destacó la labor de la Guardia Civil contra la banda terrorista que este año se ha saldado ya con la desarticulación de siete comandos. El ministro explicó el "curriculum" de los tres liberados de ETA detenidos en la operación contra el Comando Barcelona. Así, precisó que Fernando García Jodrá, ya había formado parte del "Comando Barcelona" que fue desarticulado en enero de 2001. En aquella fecha, García Jodrá se dio a la fuga cuando fueron detenidos Ignacio Krutxaga y Liarni Armendariz. Rajoy precisó que a este comando se le imputan los asesinatos del concejal del PP, José Luis Ruiz Casado, en San Adriá del Besos en Barcelona; el del ex ministro Ernest Lluch; y el asesinato del concejal del PP de Vila de Cavalls, Francisco Cano Consuegra, además de otras actuaciones. De Unai López de Ocáriz, el titular de Interior dijo que se trata de un miembro liberado de ETA que se inició en actividades de violencia callejera, "formando parte en edad temprana de un comando Y de apoyo a ETA que actuaba en Vitoria". En el año 2000 se dio a la fuga a raíz de la desarticulación del comando Araba, al igual que hizo su compañera Nerea Bengoa, también miembro liberado de ETA. El ministro explicó que como consecuencia de los registros practicados esta madrugada en distintos pisos de Barcelona, en el número 30 de la calle Villarroel y en Tarrasa, la Guardia Civil ha incautado: 4 pistolas, un subfusil, 250 kilos de explosivos, detonadores, mandos a distancia, placas falsas y material eléctrico y electrónico para la confección de artefactos. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.