Delta Airlines condenada a pagar 225 millones de pesetas a una mujer que sufrió un fuerte estrés por un aterrizaje forzoso

La compañía aérea Delta Airlines fue condenada a pagar 1,25 millones de dólares (unos 225 millones de pesetas) a una mujer que sufrió un estrés post-traumático del que no se ha recuperado, tras un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Dayton, Ohio (norte), en 1996 por culpa de unos problemas de estabilización del aparato.

La compañía aérea Delta Airlines fue condenada a pagar 1,25 millones de dólares (unos 225 millones de pesetas) a una mujer que sufrió un estrés post-traumático del que no se ha recuperado, tras un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Dayton, Ohio (norte), en 1996 por culpa de unos problemas de estabilización del aparato. Un juez federal impuso esta cuantía económica como indemnización por los problemas de salud de Kathy Weaver, mientras que un portavoz de Delta Airlines aseguró a la televisión CNN que su empresa apelaría la decisión a una instancia judicial superior. Weaver era uno de los 220 pasajeros que viajaban en el vuelo entre Londres y Cincinnati y según su abogada, Randy Bishop, todos ellos pensaron que no saldrían vivos del aterrizaje. La tripulación preparó a los pasajeros como si se tratara de un accidente y un testigo aseguró que oyó decir a un azafata a otro pasajero que "iban a morir". Mientras, la defensa de Delta argumentó que la ley especifica claramente que sólo puede haber indemnizaciones para las personas que sufran "heridas corporales" y explicó durante el juicio que no existen "adecuadas pruebas que demuestren que un estrés post-traumático esté asociado a una herida corporal". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.