El director español de Aviación Civil se desplaza a Málaga para conocer las circunstancias del accidente del avión de Bínter

Una comisión técnica, con el director de Aviación Civil, Enrique Sanmartín, al frente, se trasladó a Málaga para analizar el avión, modelo CN-235 de la compañía Binter Mediterráneo que se estrelló en las inmediaciones del aeropuerto malagueño y esclarecer lo ocurrido.

Una comisión técnica, con el director de Aviación Civil, Enrique Sanmartín, al frente, se trasladó a Málaga para analizar el avión, modelo CN-235 de la compañía Binter Mediterráneo que se estrelló en las inmediaciones del aeropuerto malagueño y esclarecer lo ocurrido. Según las primeras impresiones, todo parece indicar que la causa del accidente fue un fallo en el motor izquierdo, pero hasta que los técnicos no realicen el análisis del avión no se sabrá con certeza las causas exactas de este lamentable accidente. El vuelo 8261 de Binter Mediterráneo tenía previsto despegar a las 09.00 horas y salió con 37 minutos de retraso porque había llegado tarde a Melilla, según informó la compañía. A las 10.00 horas, el avión entró en contacto con la aproximación del aeropuerto de Málaga, quien a las 10.14 horas le pidió que pasara a la frecuencia de la torre del aeródromo malagueño. Al observar que no contestaba, insistieron un minuto después, momento en el que dijeron que había un fallo en el motor, solicitando un servicio de emergencia y pidiendo a la torre que advirtiese a los bomberos. A las 10.17 horas, el avión se estrelló en el kilómetro 230 de la N-340, en la aproximación de la cabecera 32 del aeropuerto, fuera del recinto aeroportuario, señalaron fuentes del aeropuerto malagueño. El avión CN-235 turbohélice de la compañía aérea Binter Mediterráneo siniestrado contaba con 14.557 horas de vuelo y su fecha de fabricación es 24-10-90, según informaron fuentes de la aerolínea. El motor izquierdo, que según las primeras hipótesis pudo sufrir un fallo, tenía 12.200 horas de vuelo mientras que el derecho contaba con un total de 13.883. Según las citadas fuentes, en la ultima inspección, realizada la noche del 28 de agosto de 2001, se realizó la revisión A1 (inspección y engrase del tren de aterrizaje) y las inspecciones semanal, prevuelo y diaria. Binter Mediterraneo ha confirmado, asimismo, que el comandante fallecido en el siniestro contaba con 7.372 horas de vuelo, de las cuales 4.166 las realizó en aviones CN-235. Por su parte, el comandante Luis Checa y segundo piloto del aparato, tiene 52 años y una experiencia de 7.938 horas de vuelo, 4.338 de ellas en aviones CN-235. Por último la tripulante de cabina Yara Lesdema, nació en 1974 y cuenta con una experiencia de 827 horas de vuelo en este tipo de aviones. Según el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) la pericia de los pilotos ha evitado una catástrofe de mayores dimensiones. (HOSTELTUR) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.