Diario 5764 12.12.2019 | 23:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La encuesta de Irefrea refleja abusos entre jóvenes ingleses y alemanes de 16 a 35 años

Un 15% de los turistas que visita Mallorca dice haber sufrido acoso sexual

El 71% de británicos se emborrachó la mitad de los días 7 febrero, 2011
  • "Para algunos jóvenes la violencia es un componente de la diversión"
  • El 27% de los turista ha discutido y al 10% ha sufrido un robo

Un 15,4% de los turistas británicos y alemanes de entre 16 y 35 años que ha visitado Mallorca declara haber sufrido acoso sexual en algún momento de sus vacaciones, según un estudio realizado por el Instituto Europeo de Estudios de Prevención (Irefrea).

En el caso de los turistas británicos la proporción es más alta, ya que una quinta parte de los que han estado en Mallorca afirma haber sido acosado sexualmente en algún momento -el 22% del total-, mientras los alemanes que dicen haberlo sufrido suponen el 9,3%.

Además, un 2,2% de los encuestados declara haber sido víctima de relaciones sexuales no consentidas durante su estancia en la isla y un 6,2% se ha visto envuelto en una pelea.

Irefrea ha estudiado las conductas violentas en las que se han visto involucrados los turistas que han visitado cinco destinos de primer orden como son Mallorca, Creta, Chipre, el Algarve (Portugal) y Venecia (Italia) durante el verano de 2009 y advierte de que la isla balear es el lugar donde las han sufrido en mayor medida.

Mayor consumo de alcohol

El presidente de Irefrea, Amador Calafat, establece un estrecha relación entre el consumo de alcohol y drogas y la posibilidad de verse involucrado en algún acto violento o incidente, pero llama la atención sobre el hecho de que en Mallorca la proporción de los que han sido víctimas de violencia de algún tipo es mucho mayor que en el resto "cuando los consumos no son los más elevados, salvo en el caso del alcohol".

Un 71% de los británicos que estuvieron en Mallorca admitió haberse emborrachado la mitad de los días de sus vacaciones; frente al 44,9% que lo hizo en el conjunto de los destinos. En el caso de los alemanes, un 48,8% se emborrachó la mitad de los días que estuvo en Mallorca, un 23,9% en todos los cinco destinos.

Menos drogas que en otros destinos

Sin embargo, un 13,5% de los turistas dijo haber consumido cannabis en sus vacaciones en Mallorca, frente al 18,1% de media; y un 4,4% consumió éxtasis en la isla, frente al 6% de promedio.

El presidente de Irefrea señala que "para algunos jóvenes la violencia es un componente de la diversión, en especial para los ingleses" y además "cuando están intoxicados les resulta más fácil tener conductas que acaban en una situación con violencia".

Calafat recuerda que "este año ha habido muertes por conductas como tirarse por el balcón, que son juegos peligrosos en los que el consumo de alcohol juega un papel facilitador".

Turismo, ocio nocturno y violencia

Un 27,5% de los turistas que ha visitado Mallorca se ha visto envuelto en una discusión, frente al 15,6% de media de los cinco destinos; un 6,5% de quienes han estado en la isla ha participado en una pelea, frente al 3,85% de promedio y un 10,8% ha resultado herido en algún tipo de accidente en Mallorca, mientras la media de todos los destinos es del 5,9%.

Según el estudio, un 10,35% de los turistas que estuvieron en Mallorca sufrieron algún robo de sus pertenencias personales, frente al 5,75% del total de los destinos analizados; y el 14% sufrió algún tipo de amenaza física o verbal, casi el doble del 7,5% de media.

Calafat atribuye las diferencias entre la isla y los demás lugares al hecho de que los turistas "cuando eligen Mallorca como destino turístico ya piensan en un tipo de diversión muy centrada en el ocio nocturno, en consumir alcohol de forma barata y en cualquier contexto".

Según la encuesta, un 79,5% de los británicos y un 76,4% de los alemanes elige Mallorca por su ocio nocturno. En el conjunto de los destinos, el ocio nocturno es la motivación para el 55,8% de los británicos y el 45,7% de los alemanes.

Irefrea subraya en su informe "Turismo, ocio nocturno y violencia: análisis intercultural y recomendaciones preventivas" que en Mallorca ha habido un esfuerzo importante para aumentar la seguridad en las zonas turísticas e iniciativas pioneras como un mayor control en los accesos a los locales de ocio nocturno.

Calafat considera sin embargo que han sido insuficientes y propone otras actuaciones como incidir en publicitar Baleares a partir de otros parámetros que no impliquen el consumo de alcohol o droga; promover el civismo entre los turistas o controlar las ofertas para beber a precios bajos y sin límite las 24 horas.

Los datos proceden de una encuesta realizada en el aeropuerto de Palma a 1.125 turistas de entre 16 y 35 años, antes de que regresaran a sus países de origen. En el conjunto del estudio se ha entrevistado a 6.525 turistas en cinco destinos turísticos.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.