Diario 6062 26.11.2020 | 21:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Los hoteles de cinco estrellas no podrán tener en Canarias más de 400 camas

7 septiembre, 2001
El gobierno canario ha elaborado un estricto proyecto de reglamento para construir hoteles de cinco estrellas, al amparo de la moratoria turística, que limita el número de camas por establecimiento a un máximo de 400, al tiempo que obliga a disponer de un amplia oferta de ocio y servicios, incluidas zonas deportivas y ajardinadas y a garantizar una vivienda a parte de sus empleados.
El gobierno canario ha elaborado un estricto proyecto de reglamento para construir hoteles de cinco estrellas, al amparo de la moratoria turística, que limita el número de camas por establecimiento a un máximo de 400, al tiempo que obliga a disponer de un amplia oferta de ocio y servicios, incluidas zonas deportivas y ajardinadas y a garantizar una vivienda a parte de sus empleados. Los hoteles de cinco estrellas que se construyan en Canarias al amparo de la Ley de Medidas Urgentes de Ordenación del Territorio y del Turismo, más conocida como Ley de Moratoria, no deberán exceder de un máximo de 400 plazas y tendrá cada una de ellas un estándar mínimo de 60 metros cuadrados, si bien quedan excluidos de este índice aquellos terrenos con pendiente media global superior al 25 por ciento. Así lo establece el proyecto de decreto que ha redactado el Ejecutivo regional para regular la construcción de establecimientos alojativos de cinco estrellas en las Islas y que, remitido ya a las organizaciones empresariales y sociales del Archipiélago, será llevado en breve al Consejo de Gobierno para su aprobación. Estos hoteles tendrán que ubicarse en un perímetro de 500 metros de cualquier otra actividad clasificada que se encuentre en funcionamiento y que no esté relacionada a la hotelera, tales como bares, cafeterías, salas de juego o discotecas, entre otras. Además, los establecimientos, deben estar incluidos en un plan parcial y disponer de todo tipo de infraestructuras que garanticen los usos y servicios públicos tales como calzadas, aparcamientos, aceras, red peatonal, redes de distribución de agua potable y de riego, red de saneamiento, energía eléctrica y de alumbrado público, entre otras. El documento también contempla la adecuación de amplias zonas ajardinadas y deportivas para este tipo de hoteles, que deberán disponer dentro de su propia parcela de 10 metros cuadrados por plaza alojativa para jardines y de cuatro metros cuadrados por cama para superficie deportiva. En función de estas cifras, un hotel de cinco estrellas con el máximo de plazas alojativas permitido (400 camas) tendrá que disponer de 4.000 metros cuadrados de jardines y 1.600 de canchas deportivas, que no se "podrán situar en parcelas diferentes a la del hotel". Junto al proyecto urbanístico habrá de presentarse obligatoriamente un plan de oferta de ocio que tendrá que ir concretado en contenido y espacio, posibilitándose la construcción de campos de golf, parques temáticos o instalaciones de salud. Además, y de acuerdo a la filosofía del Plan Canarias Digital, el Gobierno obliga a estos hoteles de calidad a ofrecer en todas sus habitaciones conexión a internet a alta velocidad, vídeo conferencia, línea telefónica directa y posibilidad de recibir información personalizada a través del televisor. Para ello, se determina que el proyecto de obras incluya un anexo que contemple las canalizaciones para estos servicios y la posibilidad de sustitución del cableado., siendo el establecimiento el que "libremente" seleccione al operador. El Gobierno llega incluso a regular la situación del personal empleado del hotel, al que se deberá garantizar en un 20 por ciento la disponibilidad de una vivienda en un radio de 25 kilómetros de la parcela en la que ubica el establecimiento. De manera que en cierta manera se garantiza la contratación de trabaja dores autóctonos del lugar en el que se construye el hotel. Finalmente, en el artículo tercero del proyecto de Decreto se contempla la posibilidad de que se modifiquen planes parciales ya aprobados para hoteles de cuatro estrellas y se reconviertan en establecimientos de cinco estrellas aunque con la obligación de cumplir los requisitos antes mencionados. (Diario La Opinión de Tenerife, 7/9/01)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.