Diario 5856 31.03.2020 | 04:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La Consejería de Turismo de Baleares prevé un incremento de los ingresos turísticos de 421 millones de euros

18 septiembre, 2001
La consejería de Turismo del gobierno balear espera un aumento de los ingresos turísticos este año de unos 421 millones de euros (unos 70.000 millones de pesetas) y ha confirmado que el mercado británico lidera el movimiento de visitantes relegando a los alemanes al segundo puesto en las Islas.
La consejería de Turismo del gobierno balear espera un aumento de los ingresos turísticos este año de unos 421 millones de euros (unos 70.000 millones de pesetas) y ha confirmado que el mercado británico lidera el movimiento de visitantes relegando a los alemanes al segundo puesto en las Islas. El consejero de Turismo, Celestí Alomar, destacó ayer que durante los meses de junio y julio de este año la media de gasto de turista y día se ha cifrado en 82,5 euros (exactamente 13.699 pesetas) en el conjunto de la comunidad autónoma, aunque en Formentera y Eivissa se situó en el entorno de los 75,3 euros (12.500 pesetas al día) en temporada alta. El aumento respecto a las cifras del año pasado en verano fue de un 7,2% incidiendo el consejero en la prudencia de tomar las estadísticas de dos meses frente a las cifras del año pasado que incluyen la media de junio a septiembre. Otro de los elementos más reseñables de la comparecencia de ayer del Alomar ante los medios de comunicación son las cifras de turistas. Baleares ha aumentado en 0,2% el número de visitantes de enero a agosto, llegando a la cifra de 7.951.000 turistas. Esto supone una variación del 2,8% en el mercado español, el liderazgo de los británicos con un aumento del 7,3% alcanzando los 2.658.000 turistas hasta agosto y la caída de los germanos de un 6,9%, lo que los relega al segundo puesto en número de visitantes, con 2.602.000. Preocupante es el descenso de un 11% en el mercado francés, anticipado por los operadores del país vecino que han reclamado desde hace años más atención a este turismo frente a los dos bloques turísticos más potentes, alemanes y británicos. También desciende el turismo belga, con un 13%, pero se recupera el tradicional turismo sueco, un 14% de crecimiento, acompañado de un buen resultado de los mercados «hermanos», daneses y noruegos. Por islas, Eivissa baja un 1,9% en su cómputo global, Menorca rechaza la crisis y aumenta un 3% debido al buen comportamiento de los británicos (desciendo por contra un 11% los alemanes) y Mallorca se mantiene con un limitado 0,3% de variación. En Mallorca, los británicos han crecido un 10% compensando el descenso del 6,4% de los alemanes. Alomar calificó el empuje de los británicos de «hecho histórico», ya que el Reino Unido fue el principal proveedor de turismo hacia las Islas hasta 1995, cuando los alemanes tuvieron un año espectacular que puso a los británicos en el segundo puesto del ranking turístico. Está por ver, sin embargo, si la tendencia hasta agosto se mantiene hasta final de año. El consejero no quiso hacer valoraciones «morales» sobre la caída del turismo alemán hacia las Islas resaltando que la política del gobierno balear en materia turística es «la diversificación en productos y en mercados». «El mercado es el que marca quién viene y quién deja de venir a las Islas y nuestra obligación es que la gente que nos visita esté satisfecha», asegurando que las estadísticas reafirman este mensaje. Destacó también que no hay ninguna preocupación en relación a invierno porque las camas contratadas son similares a las del año pasado pero indicó que «las circunstancias de política internacional modificarán las previsiones». No se pronunció sin embargo sobre los niveles de ocupación hotelera recordando que «hace meses que no damos estos datos». Según la propia Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, la ocupación de septiembre es similar a la de año pasado por estas fechas. La ocupación hotelera creció el pasado mes de julio en Baleares en algo más de dos puntos por encima de la media española, con respecto al mismo mes de 2000, según fuentes del Instituto Nacional de Estadística (INE). El grado de utilización de las plazas de los establecimientos del archipiélago saltó del 86,9% al 89,36%, lo que supone un incremento de prácticamente dos puntos y medio, mientras que en todo el país pasó del 68,86% al 69,13%, una diferencia de sólo 0,27. De cualquier modo, desde la patronal se ha venido reseñando que la recuperación de la ocupación no compensará el descenso de actividad hasta mediados del mes de julio. (Javier de Benito, Diario El Mundo-El Día de Baleares, 18/9/01)
Avatar redactor Carlos Paquito
Más sobre Economía Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.