Diario 5742 18.11.2019 | 01:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La UE deja margen a los gobiernos para ayudar a las aerolíneas en su contencioso con las aseguradoras

24 septiembre, 2001
Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) acordaron este fin de semana dejar libertad a cada uno de los Estados miembros para que apliquen un sistema de garantías para ayudar a las compañías aéreas que deben hacer frente al incremento de las primas de seguros debido a los atentados del pasado 11 de septiembre en Nueva York y Washington.
Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) acordaron este fin de semana dejar libertad a cada uno de los Estados miembros para que apliquen un sistema de garantías para ayudar a las compañías aéreas que deben hacer frente al incremento de las primas de seguros debido a los atentados del pasado 11 de septiembre en Nueva York y Washington. Según explicó el vicepresidente segundo del gobierno español y ministro de Economía, Rodrigo Rato, la decisión se ha adoptado "por fuerza mayor" como medida de solidaridad con las aerolíneas. No obstante, explicó que los gobiernos podrán asumir estos gastos solamente durante un mes y para el caso exclusivo de las primas solicitadas por el riesgo de guerra o atentado terrorista. Según la Asociación Europea de Aerolíneas (AEA), las aseguradoras han multiplicado por 10 e incluso por 15 el valor de las primas de seguros por riesgo de guerra o atentado terrorista, por lo que reclaman ayudas por parte de las autoridades públicas para poder enfrentarse a estas exigencias, que se unen a los ya deteriorados balances comerciales. La aerolínea holandesa KLM y la belga Sabena habían amenazado con no despegar sus aviones a partir del lunes, día 24, si no se encontraba una solución óptima. Con este acuerdo, se resuelve por tanto el problema inmediato y se deja en manos de los gobiernos optar por asumir directamente los gastos o actuar a través de un sistema de garantías que después deberán devolver al Estado. El Gobierno español no ha decidido aún por qué sistema optará, informó Rato, pero señaló que el próximo lunes comenzará a negociar junto con las aseguradoras y las compañías la solución final. "En estas circunstancias parece lógico que cada gobierno con sus organizaciones o con su sistema nacional -- en nuestro caso el Consorcio de Seguros -- esté dispuesto a cubrir estas circunstancias y a pagar esa póliza o cobrar un precio por esa cobertura y pagar en el caso de que se sucedan esos acontecimientos", explicó. El problema se centra en que las aerolíneas suscribían contratos, hasta ahora, en el marco de los acuerdos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), por un valor de 8.980 millones de pesetas (53,9 millones de euros/50 millones de dólares), pero el valor de un desastre como los producidos en Estados Unidos puede ser mucho mayor, lo que ha llevado a incrementar a las aseguradoras los precios de las primas. Los Quince aseguran que no se trata de ayudas de Estado porque son muy precisas y no van destinadas a cubrir los desequilibrios comerciales debidos a la difícil situación internacional. Tanto el Gobierno alemán como el británico se habían adelantado a la decisión europea y esta misma semana anunciaron que asumirían los gastos solicitados por las aseguradoras hasta que las aerolíneas firmaran nuevas pólizas. Estos gastos, en el caso de las aerolíneas germanas, podrían llegar a 3,3 billones de pesetas (20.400 millones de euros). Con esta medida, los Quince reaccionan también al plan aprobado por la Administración norteamericana para hacer frente a la crisis del transporte aéreo. Dicho plan, incluye 898.800 millones de pesetas (5.396 millones de euros/5.000 millones de dólares) de ayudas de urgencia destinadas a compensar las pérdidas ocasionadas por el cierre del espacio aéreo americano y 1,7 billones de pesetas (10.793 millones de euros/10.000 millones de dólares) de garantías para préstamos para las compañías. La tercera medida consiste en que las compañías y los aeropuertos se beneficien de 539.280 millones de pesetas (3.237 millones de euros/3.000 millones de dólares) de ayudas - obtenidas de los 7,1 billones de pesetas (43.173 millones de euros/40.000 millones de dólares) de créditos excepcionales para dos años votados por el Parlamento la semana pasada- para contribuir a la mejorar de su seguridad.
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.