El presidente del Perú diseña plan para convertir al turismo en motor económico

El presidente de Perú, Alejandro Toledo, desea convertir al turismo en la actividad motora de la economía y dar en las próximas dos décadas el "gran salto" hacia los 14,5 millones de turistas anuales.

El presidente de Perú, Alejandro Toledo, desea convertir al turismo en la actividad motora de la economía y dar en las próximas dos décadas el "gran salto" hacia los 14,5 millones de turistas anuales.Pese a su riqueza natural y a la impresionante herencia arqueológica que posee, Perú ocupa hoy el puesto 76 en el mundo y el décimo quinto lugar de América en cuanto a llegadas de turistas extranjeros. Esta nación andina, en la que los incas establecieron el centro de su imperio, recibió en 1999 sólo a 943.917 visitantes, el 0,14 por ciento del total mundial. El Plan Nacional de Turismo, elaborado por la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (Apavit), propone claras metas a corto, medio y largo plazo para que en el año 2020 el turismo sea la actividad económica más importante del país, acuciado desde hace cuatro años por una aguda recesión. El presidente del Consejo Directivo de Apavit, Dante Valenzuela, señaló a EFE que el plan contempla que en el 2005 Perú recibirá a 3,5 millones de turistas, meta que supera los tres millones fijados por Toledo para el 2006, cuando finaliza su mandato. Asimismo, "en el 2020 nosotros deberíamos solamente tener el 1,1 por ciento de la participación mundial en llegada de turistas, es decir 14,5 millones de visitantes", indicó. El Plan Nacional de Turismo estima que en el año 2020 Perú recibirá 22.200 millones de dólares en ingresos sólo por la actividad turística, que debería representar el 30,13 por ciento del Producto Bruto Interno (PIB), frente al 1,98 por ciento actual. El sector turístico de trabajo actualmente al 3,95 por ciento de la población económicamente activa. "En el 2020 queremos que esté en el 46,25 por ciento, es decir, que una de cada dos personas trabaje en turismo", afirmó Valenzuela. Para cumplir estas metas, el presidente de Apavit, asociación que agrupa a 1.500 agencias, cámaras de turismo, hoteles, institutos y otros organismos nacionales, señaló que es urgente que haya una "decisión política importante para que el país dirija todas sus fuerzas y potencial hacia un sector que sea capaz de sacarlo de esta situación". "Necesitamos un ente rector multisectorial que dependa directamente del presidente de la República, como lo tienen los países que son desarrollados en turismo", mantuvo Valenzuela. En ese sentido, el plan propone la constitución del Instituto de Turismo del Perú, para que dirija y conduzca los destinos del sector. También consideró que el Estado debe dar las condiciones favorables para la inversión mediante leyes "que motiven que los capitales nacionales o extranjeros vengan a invertir en turismo" y defendió medidas como la supresión del Impuesto General a las Ventas (del 18 por ciento). Valenzuela señaló que el sector turístico debe ser potenciado y puso como ejemplo a Costa Rica que, con el tamaño del departamento (provincia) peruano de Madre de Dios, recibe un millón y medio de turistas. La propuesta de Apavit, que fue elaborada durante dos años por expertos en el sector, contempla la confección de una ley marco de apoyo al inversor y de normas de incentivo tributario. Además, Valenzuela estimó necesaria la elaboración de planes de turismo en cada región que contemplen mejoras en la infraestructura, así como potenciar "la promoción de sus destinos en el extranjero", hoy supeditados a Cusco y las milenarias ruinas de Machu Picchu. El Plan Nacional de Turismo será presentado el 6 de octubre en la ciudad de Chiclayo, 769 kilómetros al norte de Lima, durante el Congreso Nacional de Apavit, cita a la que asistirá Toledo y altos funcionarios de su Gobierno. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.