El sector hostelero gallego cifra en 450.000 millones los ingresos que dejará el turismo este año

El turismo en Galicia no se resiente pese a la adversa climatología de principios de verano. La masiva afluencia de visitantes durante los meses de agosto y septiembre compensó los bajos índices de ocupación registrados en julio a causa del mal tiempo. El balance es favorable. Con el 80% de las plazas hoteleras ocupadas, unas previsiones de 4,5 millones de viajeros desplazados a la comunidad gallega para final de año y el progresivo incremento del gasto medio por turista, el sector asegura que el turismo "va para adelante" y calcula unos ingresos brutos de 450.000 millones en este año.

El turismo en Galicia no se resiente pese a la adversa climatología de principios de verano. La masiva afluencia de visitantes durante los meses de agosto y septiembre compensó los bajos índices de ocupación registrados en julio a causa del mal tiempo. El balance es favorable. Con el 80% de las plazas hoteleras ocupadas, unas previsiones de 4,5 millones de viajeros desplazados a la comunidad gallega para final de año y el progresivo incremento del gasto medio por turista, el sector asegura que el turismo "va para adelante" y calcula unos ingresos brutos de 450.000 millones en este año. El turismo en Galicia representa el 10% del Producto Interior Bruto y es un sector en crecimiento. Así, lo defienden desde la Confederación de Hosteleros de Galicia. Año tras año son más los extranjeros que visitan la comunidad gallega, las plazas hoteleras aumentan y se eleva también el poder adquisitivo de los turistas. Sólo el mal tiempo puede perjudicar al turismo en Galicia. Así ocurrió, en el mes de julio que registró unas cifras de ocupación hotelera muy bajas: un 50% según el sector y un 70% según los datos de la Xunta. "El frío y las lluvias derivaron en la cancelación de muchas reservas y a esto se sumó la huelga de pilotos que mermó aún más la afluencia de visitantes", explicó el vicepresidente de la Confederación Hosteleros de Galicia, Ovidio Fernández Ojea. Aunque en julio predominó el mal tiempo, los hosteleros continúan quejándose de que la imprecisión en las predicciones meteorológicas perjudica al sector. "La gente se fía de los partes climatológicos pero hubo días que pronosticaban lluvias y en algunos sitios de Galicia daba el sol", denunció Fernández Ojea. La mala racha de julio, sin embargo, fue mitigada con una elevada afluencia de turistas en agosto y septiembre. Las Rías Baixas fueron las más beneficiadas por este repunte de visitantes. También las zonas del interior de Galicia experimentaron un fuerte incremento en el número de viajeros. "Galicia se identifica con público que busca tranquilidad y verde y eso beneficia también a las zonas de interior. Así en Orense creció mucho la ocupación hotelera", señaló Fernández Ojea. Aunque la ocupación hotelera de este verano, estimada en un 80%, es similar a la del año pasado, los hosteleros aclaran que el número de visitantes se ha incrementado. La explicación es el aumento también de plazas hoteleras en la comunidad gallega. Agosto fue el mejor mes del verano con una ocupación del 95%. El sector constata además un incremento de un 10% en el gasto medio por turista. "El viajero que acude a Galicia es de clase media o alta", explicó José Manuel Barbosa, de la Asociación de Hosteleros de Pontevedra. Así, el gasto medio de un turista al día oscila entre las 16.000 pesetas hasta las 27.000 pesetas. "Nuestro público ya no es de alpargata y mochila, como fue en el Año Xacobeo", aclaró Fernández Ojea. (Paula Pérez, diario El Faro de Vigo, 1/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.