La Unión Europea permitirá a los Gobiernos ayudar a las aerolíneas por el incremento de los seguros hasta fin de año

La Comisión Europea está dispuesta a permitir a los Gobiernos nacionales que apoyen hasta final de año a las compañías aéreas para hacer frente al sobrecoste de las primas de seguros que tendrán afrontar tras los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Estados Unidos.

La Comisión Europea está dispuesta a permitir a los Gobiernos nacionales que apoyen hasta final de año a las compañías aéreas para hacer frente al sobrecoste de las primas de seguros que tendrán afrontar tras los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Estados Unidos. El Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE decidió a finales de septiembre permitir una medida de apoyo durante un mes. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario reconoce, en una comunicación que presentará mañana, que "los desarrollos en el mercado de seguros permiten difícilmente prever el fin de la aplicación de las medidas en un mes". Así, si la situación persiste, los Gobiernos pueden seguir prestando ayuda, pero, en todo caso, sólo hasta el 31 de diciembre. La ayuda puede consistir en facilitar a las compañías una garantía complementaria, o bien los Estados pueden sustituir directamente a las compañías y asumir ellos mismos el riesgo. No obstante, deben asegurarse de no situar a las compañías aéreas en una situación más favorable a la anterior al 11 de septiembre. El Ejecutivo comunitario considera que la situación creada por los atentados es "excepcional", por lo que está dispuesta a permitir ayudas a las compañías, de modo que puedan hacer frente a los costes del cierre del espacio aéreo estadounidense entre el 11 y el 14 de septiembre. Esta compensación debe darse de manera no discriminatoria a todas las compañías aéreas y limitarse sólo a estos costes. Respecto a las nuevas medidas de seguridad, la Comisión considera que el coste de ciertas acciones debe ser asumido por las autoridades públicas. Además, cree que las aerolíneas no debe perder sus derechos de vuelo históricos para la próxima temporada de verano. Si la situación persiste, el Ejecutivo comunitario estudiará qué hacer la siguiente temporada, que empieza el 26 de octubre de 2002. En cuanto a las normas de respeto de la libre competencia, Bruselas no es partidaria de grandes medidas sectoriales, como una exención por categoría que permita a las aerolíneas no respetar las normas comunitarias, sino que examinará con buena disposición los acuerdos de "coordinación de capacidades" --venta de billetes de dos aerolíneas para un mismo avión-- que alcancen las compañías aéreas en el marco de la reducción de sus capacidades por la caída de la demanda. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.