El vuelo Girona-Madrid ha sido cancelado durante tiempo indefinido tras el cese del contrato con Air Nostrum

Los usuarios del vuelo regular Girona-Madrid, que gestiona Iberia Regional-Air Nostrum hasta el próximo 28 de octubre, estarán sin este servicio "como mínimo un mes" a partir de esta fecha, hasta que Aena adjudique el slot (derechos de vuelo) a otra compañía y el Gobierno catalán y la Diputación de Girona le concedan la línea, según afirmó el jefe del servicio de aeropuertos y transporte aéreo de la Generalitat, Enric Terrats.

Los usuarios del vuelo regular Girona-Madrid, que gestiona Iberia Regional-Air Nostrum hasta el próximo 28 de octubre, estarán sin este servicio "como mínimo un mes" a partir de esta fecha, hasta que Aena adjudique el slot (derechos de vuelo) a otra compañía y el Gobierno catalán y la Diputación de Girona le concedan la línea, según afirmó el jefe del servicio de aeropuertos y transporte aéreo de la Generalitat, Enric Terrats. En declaraciones a Europa Press, Terrats señaló que han habido conversaciones con Spanair, Air Europa y Air Catalunya, entre otras compañías, para adjudicar el vuelo Girona-Madrid, pero que están a la espera de que Aena le conceda a una de ellas el derecho de tráfico para operar en el aeropuerto de Barajas en la franja horaria que les interesa. Air Nostrum realiza el viaje de ida y vuelta dos veces al día. Terrats dijo que la concesión de slots "es un problema pequeño" y aseguró que el servicio volverá a estar operativo. "Somos los primeros interesados en este vuelo, pero no sabemos cuándo tendrán los slots. En un mes y medio se sabrán más cosas", añadió. En este sentido, explicó que Aena no tendrá la programación de invierno hasta el 2 de noviembre y que durante los primeros quince días los horarios continuarán negociándose porque suelen haber intercambios entre las compañías. Asimismo, aseguró que el Gobierno catalán "no tiene preferencia" por ninguna de las aerolíneas dispuestas a realizar el trayecto Girona-Madrid y que "estamos abiertos a todas" y agregó: "lo que buscamos es la máxima calidad del servicio". El Ejecutivo catalán optó por buscar nuevas compañías tras las cancelaciones y los retrasos de los últimos meses por parte de Air Nostrum en el trayecto Girona-Madrid. La Generalitat y la Diputación de Girona suscribieron un convenio con Air Nostrum en diciembre de 1999 que duraba hasta 2003. Las dos entidades se comprometieron a aportar 300 millones de pesetas (1,80 millones de euros) para cubrir las posibles deficiencias, pero no deberán indemnizar a la compañía porque el acuerdo no lo establece y el contrato se ha roto "de mutuo acuerdo", según aseguró Terrats. El Gobierno catalán ya avisó de esta situación a Air Nostrum a raíz de las quejas recibidas por los clientes. En este sentido, dijo que "fuimos los primeros en presionar a la compañía. Air Nostrum argumentaba que tenía pérdidas económicas, pero no lo demostraron y no nos enseñaron la documentación correspondiente". La compañía sostenía que el vuelo no era rentable, pero, según Terrats, tenía una ocupación media de más del 40 por ciento. Otra de las quejas de los usuarios era la subida de tarifas, ya que desde que entró en funcionamiento el vuelo ha pasado de las 48.000 pesetas (288,49 euros) en billete de ida y vuelta a las 61.000 pesetas (366.62 euros). 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.