El sector turístico de la Costa del Sol se compromete a no subir sus precios con la entrada en vigor del euro

Representantes de agencias de viajes, restaurantes, hoteles y del sector de playas de la Costa del Sol se comprometen a no subir sus precios con la entrada en vigor de la moneda única europea.

Representantes de agencias de viajes, restaurantes, hoteles y del sector de playas de la Costa del Sol se comprometen a no subir sus precios con la entrada en vigor de la moneda única europea. En un acto celebrado ayer, al que acudieron el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Luciano Alonso, y la directora general de Consumo de la Junta, Elia Rosa Maldonado, los representantes de estas asociaciones empresariales firmaron un convenio en el comprometieron a no subir sus tarifas. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Miguel Sánchez, calificó de "importantísima" la firma de este convenio, pues tradicionalmente, para el Gobierno central, "somos los malos que hacemos que suba el IPC". Sánchez insistió en que en estos establecimientos "no se producirá redondeo al alza". De hecho, indicó que la mayoría de los establecimientos de la provincia ya trabaja con euros y no se ha producido ninguna subida por este motivo. El presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Málaga (Aehma), Rafael Prado, insistió en que, con este acto, los empresarios del sector quieren "tranquilizar" a sus clientes. El delegado de la Junta en la provincia, Luciano Alonso, destacó la importancia de mantener "la estabilidad de los precios desde el compromiso que justifica la calidad" en el sector. Por su parte, Elia Rosa Maldonado hizo especial hincapié en que el sector turístico pone así de su parte para que la transición al euro "se realice con normalidad". "Con el euro cambiamos de moneda y no de precios", indicó Maldonado, quien recordó que precisamente esta frase es el eslogan de una campaña puesta en marcha por el departamento que dirige para evitar la subida de tarifas. Maldonado explicó que su departamento ha hecho entre junio y octubre un sondeo para ver si los productos básicos han incrementado sus precios. En Andalucía, la subida ha sido del 0,24 por ciento, mientras que en Málaga fue del 1,4 por ciento, porcentajes "prácticamente insignificantes". En el acto de ayer también se presentó la primera Sección de Arbitraje Turístico que se pondrá en marcha en Andalucía y que tendrá su sede en la Delegación del Gobierno de la Junta en Málaga. Esta Sección, que tendrá como principal cometido resolver de manera rápida las reclamaciones de los turistas, comenzará a funcionar, de forma experimental, a partir de enero y se basa en la "voluntariedad de las partes", es decir, tanto las empresas como los usuarios que acudan a él lo harán de manera voluntaria, al ser un órgano extrajudicial, de modo que los establecimientos adheridos a este programa lucirán un distintivo. La directora general de Consumo explicó que este órgano tendrá "mayor agilidad" al estar especializado en asuntos de este ámbito, para que así las reclamaciones puedan ser resueltas en el periodo de estancia de los visitantes en la provincia "y no después". El motivo de que comience a funcionar en Málaga es que es la provincia andaluza que "recibe mayor número de turistas". 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.