Diario 5328 20.07.2018 | 20:50
Hosteltur: Noticias de turismo

El polo turístico cubano Cayo Largo resultó seriamente afectado por el huracán Michelle y su rehabilitación tardará varias semanas

10 noviembre, 2001
Fuertes pérdidas materiales pero no humanas se reportaron en Cayo Largo del Sur, uno de los polos turísticos cubanos emergentes, a causa de los embates del huracán Michelle, que atravesó la Isla el pasado domingo de sur a norte.
Fuertes pérdidas materiales pero no humanas se reportaron en Cayo Largo del Sur, uno de los polos turísticos cubanos emergentes, a causa de los embates del huracán Michelle, que atravesó la Isla el pasado domingo de sur a norte.Desde el jueves pasado habían sido evacuados hacia hoteles en La Habana y Varadero los 537 turistas que estaban hospedados allí. Luis Clark, delegado del Ministerio de Turismo en ese territorio, declaró que los fuertes vientos de Michelle, que llegaron a sobrepasar los 200 kilómetros por hora, destruyeron casi todas las instalaciones de madera y techo de hojas de palma. También se reportaron daños considerables en las comunicaciones y las redes eléctricas, además de que la Marina Puertosol perdió una embarcación, que se hundió, y otras 14 sufrieron roturas leves. El aeropuerto del lugar y el moderno hotel de la cadena mallorquín Sol Meliá allí, el Sol Club Cayo Largo, también padecieron los estragos de Michelle, cuyo azote se sintió durante unas 10 horas en ese islote de alrededor de 177 kilómetros de extensión, situado al este de la Isla de la Juventud, la segunda mayor isla del archipiélago cubano. Para volver a recibir turistas, la rehabilitación de Cayo Largo del Sur, que cuenta con 1.018 habitaciones, demandará varias semanas, según el criterio de expertos que visitaron el lugar. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.