Diario 5328 20.07.2018 | 09:24
Hosteltur: Noticias de turismo

Los turoperadores aseguran que la incertidumbre en el sector turístico se mantendrá hasta febrero

15 noviembre, 2001
La World Travel Market de Londres concluye hoy con la misma incertidumbre sobre el futuro del sector turístico con la que la feria empezó el lunes.
La World Travel Market de Londres concluye hoy con la misma incertidumbre sobre el futuro del sector turístico con la que la feria empezó el lunes. Sin embargo, el secretario general de Turismo, Juan José Güemes, aseguró ayer que, dentro del complejo contexto internacional, todo indica que España evolucionará mejor que otros destinos turísticos. Ayer, la directora del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Tiffany Blackman, se reunió con el presidente de la Federación Internacional de Touroperadores (IFTO), Alan Flook, para evaluar la situación del turismo. La conclusión: no se sabe nada. La carencia de datos fiables sobre el futuro del turismo en Baleares y el resto del mundo pesa sobre el sector desde los acontecimientos del 11 de septiembre y se ha acentuado aún más tras el accidente aéreo acaecido en Nueva York el lunes. «Todo cambia demasiado rápido en los últimos días, cada minuto», aseguró Blackman refiriéndose a la situación política internacional, especialmente la guerra en Afganistán. Los touroperadores aseguran que la incertidumbre se mantendrá hasta febrero y no será hasta entonces cuando dispongan de datos más claros respecto a las reservas para el próximo verano. Mientras tanto, piden a los hoteleros, tanto de Baleares como del resto del mundo, que bajen los precios. También Güemes apuntó ayer en un encuentro con los medios de comunicación que la incertidumbre «nos obliga a estar en alerta» y que las cifras de las reservas de viajes hacia España se han de tratar «con mucha cautela», ya que, a pesar de las previsiones poco optimistas que se hacían para el verano pasado, «la temporada alta de 2001 ha sido buena», con un crecimiento del turismo extranjero superior al 4%. Güemes aseguró que España no es ajena a la situación internacional, pero que «las cosas siguen yendo moderadamente bien». Se mostró convencido de que el turismo aquí se desarrollará mejor que en la mayor parte de los otros destinos y aseguró que todas las autoridades que tienen responsabilidades en políticas turísticas harán lo necesario para lograr este objetivo. Una de las mayores preocupaciones la genera actualmente la bajada del turismo de negocios con respecto al año pasado, que afecta sobre todo las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Asimismo, el Comité de Crisis, en el que participan Baleares, Canarias, Cataluña y Valencia, ha destacado la preocupación sobre el desarrollo de las cifras en Canarias, donde ahora empieza la temporada alta. Por lo tanto, Güemes anunció una campaña táctica de promoción extraordinaria dirigida a captar reservas de último minuto para este invierno. Esta campaña de Turespaña se desarrollará entre la última semana de noviembre y las primeras semanas de diciembre en cuatro destinos: Madrid, Barcelona, Sevilla y Canarias y se dirigirán a cuatro mercados emisores: Alemania, el Reino Unido, Francia e Italia. Aparte de esta iniciativa, a partir del mes de febrero, Turespaña iniciará una fuerte campaña de cara al verano, con un presupuesto de 3.000 millones de pesetas, que promocionará España como destino próximo, familiar, seguro, de calidad y que cuenta con infraestructuras similares a las de los países emisores. El objetivo es ganar cuotas para el verano en los mercados consolidados en Europa. (Charlotte Miller, diario El Mundo-El Día de Baleares, 15/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.