Diario 5326 18.07.2018 | 16:56
Hosteltur: Noticias de turismo

Las cadenas hoteleras de Baleares abrirán casi 20 hoteles en el área del Magreb

27 noviembre, 2001
Las grandes cadenas hoteleras de Baleares no quieren perder la oportunidad de tomar posiciones en Túnez y Marruecos. A pesar de la incertidumbre que afecta al sector turístico tras los atentados del 11 de Septiembre, el grupo Sol Meliá, Iberostar, RIU, Renthotel y El Puerto han decidido continuar sus planes de expansión por el Magreb y proyectan abrir para el próximo trienio una veintena de hoteles.
Las grandes cadenas hoteleras de Baleares no quieren perder la oportunidad de tomar posiciones en Túnez y Marruecos. A pesar de la incertidumbre que afecta al sector turístico tras los atentados del 11 de Septiembre, el grupo Sol Meliá, Iberostar, RIU, Renthotel y El Puerto han decidido continuar sus planes de expansión por el Magreb y proyectan abrir para el próximo trienio una veintena de hoteles. La cadena que preside Miguel Fluxá, que mira con buenos ojos el despegue de Túnez como un «producto turístico mediterráneo consolidado», tiene previsto incorporar para finales del año 2002 y principios de 2003, «tres establecimientos de 4 estrellas que sumarán más de 1.000 camas a las 6.000 con las que cuenta en la actualidad», adelantó a este periódico el director de Expansión de Iberostar Hotels & Resorts, Francisco Albertí. Para Albertí, «los objetivos que se han fijado en sus planes de expansión se orientan hacia tres direcciones: crecer en los polos más exitosos como Djerba y Yasmine Hammamet, relanzar y renovar el área de Zarzis y desembarcar por primera vez en enclaves consolidados como Port El Kantaoui y en zonas complementarias como Tozeur, reforzando su presencia en este país». Aunque hoy los niveles de ocupación en Túnez han sufrido un serio varapalo tras el martes negro en Estados Unidos, confía que en breve se propicie una reactivación de las ventas de un destino que, a juicio de Albertí, «se presenta como un producto competitivo y que empresarios tunecinos y administraciones han sabido vender con una imagen de seguridad política, económica y social». Por su parte, el Grupo Sol Meliá incorporará para el próximo año dos hoteles más en la capital de Túnez: «Se trata de dos productos urbanos, el Meliá El Muradi África y el Tryp Tunis Palace, en régimen de arrendamiento, que aumentarán la actual oferta en casi 600 habitaciones», explicó el ex director de Expansión del Mediterráneo y actual responsable del área de Croacia, José Manuel Navarro. Asimismo, la cadena de la familia Riu pretende reforzar su presencia en el territorio tunecino para el próximo bienio. Según su responsable de Comunicación, Miguel Ángel Violán, «tras la reciente apertura de su hotel número 11, el Residénce Riu Mehari Hammamet, de 5 estrellas, nos hemos fijado incorporar tres o cuatro hoteles más». También, Renthotel abrirá entre el ejercicio próximo y el 2004, tres establecimientos que incrementarán su oferta hotelera en más de 750 habitaciones. «Hace tres temporadas que decidimos entrar en este mercado con el hotel Bravo Club Al Jazira, un 3 estrellas superior, en régimen de alquiler. Durante el mes de junio del pasado año, abrimos el Club Kelibia Beach, un hotel en propiedad con 251 habitaciones y 4 estrellas, para el próximo año ya hemos firmado un contrato en alquiler del hotel Telemaque, y para los dos siguientes ejercicios abriremos dos nuevos establecimientos en propiedad en Kelibial, el Son Bou Kelibia y otro, que aún está sin concretar», explicó el director comercial de Renthotel, Tomás Navarro. Garden Hotels decidió a finales de pasado año cruzar el Estrecho y poner sus pies en Túnez de la mano de la empresa TMI de Kamal Dorai. La cadena de Miguel Ramis se hizo con dos establecimientos en régimen de alquiler, uno situado en Djerba, el Penélope Garden, con 360 habitaciones, y otro, en Monastir, el Residence Garden, con 308 habitaciones. Pero si Túnez presenta batalla con más o con menor fuerza a los destinos europeos, Marruecos no logra despegar con firmeza. La escasa presencia de los hoteleros baleares en el país marroquí contrasta con su implantación en el área tunecina. No obstante, Sol Meliá, RIU y la modesta cadena ibicenca El Puerto han girado su mirada hacia el país alauíta. El grupo de Escarrer, que cuenta con seis hoteles, ha paralizado por ahora su séptimo establecimiento, un proyecto de envergadura en Agadir, de 500 habitaciones, un centro de congresos y un campo de golf. Asimismo, Iberostar, que gestionará un establecimiento de Inhova antes del 2003, en Agadir, de 900 habitaciones, pretende buscar dos más. En este mismo enclave, RIU Hotels ha vuelto a aterrizar después de un año de inactividad, con el Riu Tikida Beach, y el Tikida Dunas. 639 habitaciones que comercializarán a partir del próximo noviembre. Por último, el Grupo Hotel El Puerto ha comprado recientemente un establecimiento en el centro de Agadir, de 450 habitaciones, que será sometido a una profunda remodelación que no estará culminada antes de dos años. (Chesca Díaz, diario El Mundo-El Día de Baleares, 27/11/01)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.