Diario 6037 28.10.2020 | 20:31
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El sector del turismo de reuniones en la Costa del Sol prevé para 2002 un año de crisis

14 diciembre, 2001
La recuperación tardará en llegar. El segmento de turismo de congresos, reuniones e incentivos, que el año pasado movió en la Costa del Sol más de 23.200 millones de pesetas, sufrirá durante 2002 otro año de crisis tras resultar el más perjudicado por la situación abierta con los atentados terroristas del 11 de septiembre. Esa es la previsión con la que trabajan las principales agencias de turismo especializadas en este segmento que funcionan en la Costa del Sol. El Patronato de Turismo, a través del Convention Bureau, tiene previsto durante el año próximo reforzar la promoción en empresas y colectivos profesionales.
La recuperación tardará en llegar. El segmento de turismo de congresos, reuniones e incentivos, que el año pasado movió en la Costa del Sol más de 23.200 millones de pesetas, sufrirá durante 2002 otro año de crisis tras resultar el más perjudicado por la situación abierta con los atentados terroristas del 11 de septiembre. Esa es la previsión con la que trabajan las principales agencias de turismo especializadas en este segmento que funcionan en la Costa del Sol. El Patronato de Turismo, a través del Convention Bureau, tiene previsto durante el año próximo reforzar la promoción en empresas y colectivos profesionales. Hasta 2004 o, en el mejor de los casos, hasta 2003. El sector del turismo de congresos y reuniones tardará en recuperar en la provincia el tono que exhibió durante los últimos años. En la primera fila de los afectados por la recesión económica y los atentados terroristas perpetrados en Estados Unidos, este segmento turístico se prepara para sufrir en 2002 otro año de vacas flacas. Hasta este año, el sector venía experimentando en la Costa del Sol unos índices de crecimiento espectaculares que el año pasado fueron del 16 por ciento en cuanto a número de eventos y del 64 por ciento en cantidad de participantes, según datos del Patronato de Turismo. Así fue como el año pasado el movimiento económico generado por este segmento -que aglutina desde los congresos hasta las convenciones de colectivos profesionales, pasando por los viajes de incentivos para sus empleados organizados por las empresas o la presentación internacional de nuevos productos- trepó hasta los 23.200 millones de pesetas y aportó casi 45.000 turistas al flujo de visitantes que recibió la provincia.Esta progresión, que comenzó a frenarse este año al aparecer las primeras señales de recesión económica, sufrió un brutal corte con los atentados de Estados Unidos. Las cancelaciones comenzaron a llover desde todos los rincones, especialmente desde las empresas norteamericanas, y las agencias especializadas ven ahora con preocupación cómo los síntomas de recuperación tardan en aparecer.«El mercado está muy mal, y lo más preocupante es que la recuperación no la vemos hasta el año 2004», explica José Puebla, de Técnica de Viajes. Esta agencia, que centra la mayor parte de su actividad en el mercado norteamericano, sufrió numerosas cancelaciones tras los atentados de Nueva York y Washington, y ahora está comenzando a recibir peticiones de información y presupuesto para reuniones programadas para finales de 2003. «Aunque las más afectadas son las empresas de Estados Unidos -explica-, hay que tener en cuenta que muchas británicas son filiales de las norteamericanas y siguen su misma política»Puebla destaca también que el 11 de septiembre fue un momento crítico para el sector, pero reconoce que la crisis ya venía asomando. «Los atentados adelantaron y agrandaron una situación que ya se venía venir», afirma. Una opinión similar tiene Nina Martin, de la agencia Iberoservice, quien sostiene que la situación «ya venía mal desde antes». En su opinión, no se trata sólo de la secuela de los atentados, sino también de la recesión instalada en los principales mercados. Además del americano, que en los viajes de incentivos tiene cierta importancia en la Costa del Sol, el británico y el alemán también están en una fase regresiva. Desde la agencia Travel Master se ve la situación con mucho más optimismo, se sostiene que el año que viene habrá una recuperación y se hace hincapié en el beneficio que tendrá la Costa con las cancelaciones que se sufrirán en los países de cultura islámica. «Esta misma semana hemos recibido un grupo que ha cancelado un viaje a Dubai».Para Nina Martin, sin embargo, estos desvíos de grupos, aunque importantes, no serán suficientes para compensar la caída general que sufre el sector. En el Patronato de Turismo se trabaja con la certeza de que el sector es el más afectado de la industria turística, por lo que se pondrá énfasis en la promoción de mercados seguros, entre los que el nacional se encuentra en un lugar de privilegio. El Convention Bureau también trabajará especialmente en el Reino Unido, Alemania e Italia, y se procurará reforzar la promoción directa en las empresas y en los colectivos profesionales más sensibles en esta actividad, como el de los médicos. (Héctor Barbotta, diario Sur, 14/12/01)
Avatar redactor Carlos Paquito
Más sobre Economía Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.