Las líneas aéreas se muestran disconformes con la propuesta de la UE de incrementar los pagos a pasajeros por overbooking

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha mostrado su disconformidad con la propuesta aprobada por la Comisión Europea de incrementar los pagos a los pasajeros por overbooking (denegaciones de embarque por sobreventa de billetes).

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) ha mostrado su disconformidad con la propuesta aprobada por la Comisión Europea de incrementar los pagos a los pasajeros por overbooking (denegaciones de embarque por sobreventa de billetes). Según explicó a Europa Press el gerente de ALA, Julián Fernández, "este tipo de medidas suponen un coste adicional para las compañías aéreas" y resaltó que "las aerolíneas europeas han tenido que despedir a 30.000 trabajadores en 2001, por lo que medidas como estas perjudican aún más a las compañías". "Es cierto que debe evitarse el overbooking y que deben crearse medidas para ello, pero incrementar de esta forma los pagos solo provoca el aumento de los costes y puede llevar a un encarecimiento de los precios, al tener que trasladar las aerolíneas estos costes a los billetes para poder seguir funcionando", explicó Fernández. Asimismo, dijo que "habría que definir claramente de quién es la culpa del overbooking cada vez que se produce, porque en muchas ocasiones no son las aerolíneas las causantes". "Las aerolíneas son empresas privadas y si no ganan dinero o tienen mayores costes tendrán que tomar medidas", añadió el gerente de ALA. En la actualidad un pasajero al que se le deniega el embarque por overbooking recibe una indemnización de 150 euros, si su vuelo era de menos de 3.500 kilómetros, y de 300 euros, si el trayecto alcanza o supera esta longitud. En la propuesta de la Comisión las cantidades se elevan a 750 euros para los vuelos inferiores a 3.500 kilómetros y 1.500 euros para los de larga distancia. Además, la indemnización se extiende a las cancelaciones de vuelos cuando la compañía sea responsable y a los charter. No obstante, las cantidades pueden reducirse a la mitad, como actualmente, si el retraso sufrido por los pasajeros es menor de dos horas, en los vuelos cortos, o de cuatro horas, en los de más de 3.500 kilómetros. Fernández también criticó el incremento de tasas aeroportuarias realizado este año por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). "Estamos totalmente en contra de este incremento, teniendo además en cuenta que Aena tuvo beneficios en 2000 de más 204,3 millones de euros (34.000 millones de pesetas)", resaltó el gerente de ALA, quien añadió que "parece que la política es ir en contra de las aerolíneas, cuando están atravesando uno de sus momentos más difíciles". Respecto a las perspectivas para este sector en 2002, dijo que "todavía es pronto para hacer previsiones aunque hay preocupación ya que las compañías tienen cada vez más costes y la situación parece que empeora en vez de mejorar". "Esperamos que la situación mejore, pero la sensación no es buena", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.