Diario 5407 20.10.2018 | 16:45
Hosteltur: Noticias de turismo

El sector hotelero español frena su crecimiento en el 2000, según un estudio de Ernest & Young

17 enero, 2002
El sector hotelero español ha normalizado sus tasas de crecimiento en el ejercicio 2000. La industria hotelera no ha podido mantener los niveles de crecimiento espectaculares del ejercicio precedente, que alcanzó unas cotas de ocupación media del 80 por ciento, zxegún un estudio de Ernest & Young.
El sector hotelero español ha normalizado sus tasas de crecimiento en el ejercicio 2000. La industria hotelera no ha podido mantener los niveles de crecimiento espectaculares del ejercicio precedente, que alcanzó unas cotas de ocupación media del 80 por ciento, zxegún un estudio de Ernest & Young.Durante el año analizado en el informe presentado por Ernst & Young, la reducción en las contrataciones de estancias en hoteles de 4 estrellas, ha sido la principal causa que ha devuelto al sector a un crecimiento más racional y similar a la evolución de los últimos años, a excepción del ejercicio de 1999, récord en el sector turístico. A pesar de esta ralentización, el sector ha conseguido alcanzar un ligero crecimiento producido como consecuencia del enorme empuje realizado por el segmento de hoteles urbanos de categoría superior cinco estrellas. Tanto la ocupación, como los ingresos medios alcanzados en este tipo de establecimientos han obtenido un incremento espectacular durante ese periodo. Por el contrario, la industria hotelera de costa o vacacional no ha podido compartir con el segmento urbano estos niveles de crecimiento, debido fundamentalmente a las importantes cotas de expansión alcanzadas en los años anteriores, que se han normalizado en el ejercicio objeto del estudio. A pesar de este hecho, los hoteles vacacionales reducido sus niveles de ocupación en tan sólo dos puntos, dilatando ligeramente las estancias de sus clientes. Este segmento ha incrementado moderadamente sus ingresos medios en una proporción cercana al 3 por ciento y ha contenido sus costes, consiguiendo así mantener los márgenes. Estas son algunas de las principales conclusiones que se desprenden del estudio "Indicadores económicos de la industria hotelera española", informe que ha sido presentado hoy en el marco de la conferencia "La industria hotelera: los efectos colaterales del 11-S" organizada por Ernst & Young y la Confederación Empresarial Hotelera de Mallorca. En el acto han participado responsables de los principales grupos hoteleros españoles, de la administración y de las asociaciones del sector. Ernst & Young ha elaborado este estudio, por quinto año consecutivo, con el objetivo de contribuir a mejorar día a día la gestión hotelera así como proporcionar datos económicos útiles para los inversores. La presente edición del Informe sobre "Indicadores económicos de la Industria hotelera española" va a contribuir también a certificar la realidad macroeconómica del sector a través de resultados extraídos de un estudio empírico basado en datos contables y no en una encuesta aleatoria entre las empresas del sector. En esta edición del estudio se ha aumentado en número de establecimientos hoteleros analizados hasta los 319, lo que supone la participación del 12 por ciento del total de establecimientos hoteleros de tres, cuatro y cinco estrellas, así como el 20 por ciento del total de camas de hoteles de la misma categoría ubicados en el territorio nacional. En esta quinta edición del informe también se han incrementado el número de indicadores a analizar hasta alcanzar los 105, pautas que han permitido a los autores del informe precisar más en el análisis, así como hacer mayor hincapié en la separación de hoteles urbanos y vacacionales, una diferencia importante que normalmente no se tiene en cuenta a la hora de estudiar el conjunto del sector. En relación al III estudio "Indicadores económicos en hoteles del Caribe", el informe destaca la tremenda recuperación observada en el sector en esa zona del planeta. La industria hotelera caribeña ha recuperado en 10 puntos su nivel de ocupación, remontando la enorme bajada de 1999, situándose en cotas de ocupación similares a las de 1998. El importante incremento del turismo de procedencia norteamericana ha sido uno de los principales factores que ha contribuido a la recuperación. Los ingresos por estancia en esta zona han subido ligeramente en todas las categorías y los márgenes se han recuperado, aunque sin llegar a los niveles de 1998. El informe revela que los gastos del sector no han sufrido variaciones significativas en general, y los de personal, aunque se mantienen al mismo nivel de 1999, siguen siendo muy superiores a los del ejercicio de 1998. Otro dato que destacan los expertos de Ernst & Young es la enorme atracción que están teniendo los hoteles de 5 estrellas que trabajan bajo la modalidad "todo incluido" que han recuperado su nivel de ocupación en un 90 por cien. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.