Abel Matutes prepara el relevo generacional en su grupo hotelero

Abel Matutes, ex ministro de Exteriores, está preparando el relevo generacional en el grupo hotelero de su propiedad Fiesta Hoteles. En la empresa figura, junto al antiguo jefe de la diplomacia española, su hermano Antonio, que oficialmente preside el grupo, y tienen participación otros familiares.

Abel Matutes, ex ministro de Exteriores, está preparando el relevo generacional en el grupo hotelero de su propiedad Fiesta Hoteles. En la empresa figura, junto al antiguo jefe de la diplomacia española, su hermano Antonio, que oficialmente preside el grupo, y tienen participación otros familiares. Al igual que otras empresas hoteleras familiares, el grupo de empresas Matutes va a acometer próximamente el relevo generacional al frente de sus órganos directivos, según explicó ayer el ex ministro de Asuntos Exteriores y presidente de Fiesta Hoteles, Abel Matutes. El antiguo jefe de la diplomacia española tiene cuatro hijos: Carmen, María, Abel y Estela. Esta última es la única que no mantiene ninguna vinculación societaria con los negocios de su padre, mientras que los otros tres aparecen con distintos cargos en los diferentes consejos de las empresas familiares. Según fuentes del sector, de esos tres hermanos, Carmen es la que está más implicada en los negocios hoteleros de la familia, aunque los otros dos también mantienen vinculación, si bien, al menos uno de ellos (María) cuenta con intereses en otras actividades económicas. Durante los años en los que Abel Matutes se mantuvo en la política activa fue su hermano Antonio Matutes quien se hizo cargo de encabezar públicamente los negocios familiares. De hecho, Antonio Matutes ha figurado durante mucho tiempo como presidente de Fiesta Hoteles, que es la actividad principal de la familia. Sin embargo, la empresa ha mantenido una estructura poco habitual en el sector, en la que, además del presidente, existían cuatro consejeros delegados: uno en recursos humanos, uno en gestión y control, otro en el ámbito financiero y otro más en explotación comercial, aunque ninguno de ellos pertenece directamente a la familia. Este proceso de relevo generacional ha sido acometido en la última década por varias empresas familiares de la hotelería balear, como es el caso de Sol Meliá, Barceló o Riu Hotels, en las que se han aplicado fórmulas distintas. En el caso de Barceló el relevo ha sido de tercera generación, por lo que se ha adoptado un consejo familiar en el que se integran los cerca de 20 primos que constituyen las ramas de la familia, aunque la responsabilidad directa y diaria recae en Simón Pedro Barceló Vadell y en Simón Barceló Tous como vicepresidentes. En el caso de Riu Hotels, la situación es similar, ya que los dos hermanos Riu, Luis y Carmen, se reparten las responsabilidades diarias, aunque en el consejo de la empresa también se sienta su socio, el turoperador alemán TUI, propiedad del grupo Preussag. Finalmente, en Sol Meliá las responsabilidades han recaído en los dos hijos varones: Sebastián Escarrer y Gabriel Escarrer, como vicepresidente y consejero delegado, respectivamente, aunque, el fundador de la empresa, Gabriel Escarrer Juliá, continúa al frente de la empresa como presidente. (Gabriel González, diario Cinco Días, 24/01/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.