Diario 5409 23.10.2018 | 18:59
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Barcelona recibió 3,3 millones de turistas en 2001, un 7,6 por ciento más

22 febrero, 2002
La ciudad de Barcelona recibió en 2001 un total de 3.378.635 turistas, un 7,6 por ciento más que el año anterior. El número de pernoctaciones ascendió a 7.969.496, cifra que representa un aumento del 2,5 por ciento, según el balance anual que presentó ayer Turismo de Barcelona.
La ciudad de Barcelona recibió en 2001 un total de 3.378.635 turistas, un 7,6 por ciento más que el año anterior. El número de pernoctaciones ascendió a 7.969.496, cifra que representa un aumento del 2,5 por ciento, según el balance anual que presentó ayer Turismo de Barcelona. El vicepresidente primero de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella, afirmó que "hemos tenido un crecimiento que ni nosotros mismos hemos previsto", ya que según las estimaciones iniciales el consorcio señaló que cerrarían el año con un incremento algo superior al 2 por ciento. "Hemos hecho otra vez el mejor año de la historia", agregó. La ocupación hotelera fue del 79 por ciento, frente al 84 por ciento de 2000. La diferencia se debe a las nuevas 3.000 plazas de la ciudad, que cerró el ejercicio 2001 con 34.303 camas y 203 hoteles, 16 más que en 2000. Según las previsiones, este año alcanzarán las 36.900 plazas y en 2003 ascenderán a 42.400 camas. El objetivo es llegar a los 12 millones de pernoctaciones en 2003. En cuanto a la procedencia de los turistas, el 30,5 por ciento fueron españoles; el 55,5 por ciento, europeos, y el 14 por ciento procedía de otros países. Los españoles pasaron de 1,9 millones a 2,4 millones de turistas y los europeos crecieron casi un millón, hasta alcanzar los 4,4 millones. En cambio, los turistas de larga distancia disminuyeron más de la mitad y quedaron en 1,1 millones, debido a la crisis posterior a los atentados del 11 de septiembre, entre otros factores. Portabella relacionó esta bajada a la situación económica internacional y en concreto a países como Japón o Argentina. Aún así, Barcelona recibió medio millón de estadounidenses. La mayoría de los turistas, el 59,9 por ciento, visitaron la ciudad por motivos vacacionales, mientras que el 39,2 por ciento lo hicieron por negocios y el 1 por ciento restante por otros motivos. El turismo de congresos, convenciones e incentivos descendió en 15.660 personas, hecho al que Portabella restó importancia porque depende del número de eventos de este tipo en la ciudad y confió en superar la cifra en 2002. El número de cruceristas creció en 82.235 pasajeros y pasó a los 654.806. La Sagrada Familia fue el lugar más visitado, con 1,5 millones de turistas. Le siguen, por orden, L'Aquàrium, el Poble Espanyol de Montjuïc, el Centre Cultural Caixa de Catalunya, el museo del Barça, el museo Picasso, el zoológico y el Imax del Port Vell. El gasto de turistas internacionales con tarjeta de crédito aumentó un 19,6 por ciento y alcanzó los 215,60 millones de euros (35.873 millones de pesetas). El 60 por ciento de las compras se realizaron en comercios y el 40 por ciento en grandes superficies. El presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, destacó el aumento del turismo durante el pasado mes de enero y la primera quincena de febrero. Asimismo, estimó un crecimiento "espectacular" durante el mes de marzo debido a la cumbre europea de jefes de Estado y de Gobierno. Gaspart señaló que, desde el punto de vista turístico, el evento será una promoción de la ciudad. Por otro lado, los próximos lunes y martes se alojarán en Barcelona un total de 50 operadores en la reunión anual del Travel Trade Summit y, después de Semana Santa, se reunirán en Barcelona los responsables técnicos de las diez ciudades europeas turísticas más importantes. Con estos datos, Barcelona se ha situado en el octavo puesto de las ciudades europeas en cuanto a pernoctaciones durante la década 1990-2000 y es la que tiene el mayor incremento, de un 104,9 por ciento. La superan Londres, París, Dublín, Roma, Madrid, Berlín y Praga, todas ellas capitales. En referencia a la inseguridad ciudadana, Portabella reiteró que "la seguridad no es suficiente y no es la que querríamos". Según Portabella, "es un proceso complejo en el que la ciudad tiene pocas responsabilidades porque es un tema que corresponde a la Policía Nacional". En su opinión, "Barcelona continúa siendo una ciudad segura" en comparación con las principales ciudades europeas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.