España: Dirigentes del PSOE de zonas turísticas piden al presidente de Baleares que retrase la ecotasa

Dirigentes del PSOE de zonas turísticas han pedido al presidente del Gobierno balear el aplazamiento del cobro de la ecotasa hasta después de la temporada estival. Según diferentes fuentes consultadas por este periódico y al cierre de esta edición, el gabinete de Francesc Antich buscaba las fórmulas para poner fecha, día y hora al anuncio formal e institucional de un retraso que aliviaría los problemas planteados por los turoperadores europeos para aplicar ahora el impuesto turístico.

Dirigentes del PSOE de zonas turísticas han pedido al presidente del Gobierno balear el aplazamiento del cobro de la ecotasa hasta después de la temporada estival. Según diferentes fuentes consultadas por este periódico y al cierre de esta edición, el gabinete de Francesc Antich buscaba las fórmulas para poner fecha, día y hora al anuncio formal e institucional de un retraso que aliviaría los problemas planteados por los turoperadores europeos para aplicar ahora el impuesto turístico. El talante negociador de la presidenta del Consejo Insular de Menorca, Joana Barceló, y la alcaldesa de Calvià, Margarita Nájera, y las sugerencias de los socios del Pacto de Progreso (especialmente PSM y UM) han logrado quebrar las «fuertes presiones para que la ecotasa entrara en vigor a partir del 1 de mayo», indicaron fuentes próximas a la negociación. El fracaso de la cumbre turística en la sede del Gobierno balear entre Francesc Antich y los líderes de las patronales hoteleras de Mallorca, Menorca y Eivissa, Pedro Cañellas, Francisco Mercadal y Joan Bufí, respectivamente, abrió el telón de una semana de secretas e intensas reuniones y contactos, que han subido de tono en las últimas 24 horas para conseguir que el Ejecutivo de Antich dé marcha atrás y escuche las peticiones de la Federación Internacional de Turoperadores (IFTO) y otras patronales turísticas. Sin embargo, fuentes del Gobierno evitaron admitir este cambio de posturas, aunque revelaron que «en las últimas horas, el máximo responsable de IFTO, Martin Brackenbury, ha vuelto a enviar otra misiva al jefe del Ejecutivo autonómico en la que le conmina a reconsiderar y demorar hasta noviembre el cobro de la ecotasa». Los hoteleros y los turoperadores han venido advirtiendo en las últimas jornadas que la única posibilidad de reactivar los maltrechos niveles de reservas era acudir a la ITB de Berlín el próximo domingo con el aplazamiento de la ecotasa bajo el brazo. Además, las presiones de los sectores económicos ante las alarmistas previsiones han acabado de inclinar la balanza hasta el posible retraso. La ajetreada y maratoniana jornada de ayer también fue testigo de una reunión en el hotel Gran Meliá Victoria donde se dieron cita los máximos responsables de cadenas hoteleras mallorquinas, presidentes de patronales empresariales y hombres fuertes del sector bancario. Un encuentro a manteles en el que Gabriel Escarrer (Sol Meliá), Miguel Fluxà (Grupo Iberostar), Miquel Lladó (presidente de la Cámara de Comercio), Pedro Cañellas y Antonio Munar (Federación Hotelera de Mallorca), Felipe Navío (Aeca), Miquel Vicens (Fomento de Turismo), Miquel Amengual (Mac Hoteles), el veterano hotelero Miquel Codolà, y dirigentes bancarios de las islas, en el que se analizaron «la preocupante situación turística, y la polítización del proyecto bandera del Pacto de Progreso, la ecotasa», explicaron fuentes presentes. Esta escena se podría volver a repetir tras la celebración de la feria berlinesa de la ITB. Asimismo, en el seno del Partido Socialista se celebró una reunión, que se prolongó durante más de seis horas y en la que se puso de manifiesto las discrepancias existentes sobre el impuesto turístico. En este encuentro, las tesis de Joana Barceló y Margarita Nájera salieron notablemente reforzadas en su defensa del aplazamiento de la ecotasa para no perjudicar los intereses del sector turístico. La máxima responsable del Consell Insular de Menorca ha sido desde el primer momento la primera defensora de que el impuesto se aplazara, «no porque no estuviera de acuerdo con su puesta en marcha», sino por los indicadores negativos de los mercados emisores. Las buenas relaciones que mantiene con la patronal hotelera Ashome y su intensa colaboración ayudaron a que Barceló comprendiera desde el primer momento la magnitud del problema al que se enfrentaban. (Cheska Díaz/Agusti Sintes, diario El Mundo/El Día de Baleares, 15/03/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.