España: El presidente de Baleares afirma que la polémica suscitada por la ecotasa ya ha remitido y que la crispación no benefició a nadie

El presidente de Baleares, Francesc Antich, ha afirmado, a propósito de la puesta en marcha a partir de ayer miércoles, 1 de mayo, de la ecotasa, que la polémica suscitada por este asunto ha remitido "desde que se ha clarificado el día en que se pone en marcha el impuesto" y aseguró que en un gran porcentaje de establecimientos turísticos "reina la tranquilidad, sin perjuicio de que pueda haber alguna excepción".

El presidente de Baleares, Francesc Antich, ha afirmado, a propósito de la puesta en marcha a partir de ayer miércoles, 1 de mayo, de la ecotasa, que la polémica suscitada por este asunto ha remitido "desde que se ha clarificado el día en que se pone en marcha el impuesto" y aseguró que en un gran porcentaje de establecimientos turísticos "reina la tranquilidad, sin perjuicio de que pueda haber alguna excepción". "Creo que la crispación que ha habido durante los últimos meses no ha beneficiado a nadie, todo el mundo se da cuenta de ello", agregó. Para Antich lo importante es aplicar el impuesto y recoger el dinero que haga posible invertir en medio ambiente en las Islas Baleares, que es "muy necesario". En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, el presidente balear reconoció la "hostilidad" del sector empresarial con respecto a la ecotasa, pero señaló que en las Islas Baleares el paisaje es la "principal industria" y cuando se vean los efectos toda la polémica desaparecerá. Asimismo, recordó los argumentos contrarios al impuesto ecológico, que esgrimían que no era el momento económico oportuno por la desaceleración económica en los países que más turistas envían a Baleares y se preguntó cuándo será el momento oportuno para apostar por el medio ambiente. Antich aseguró que el Gobierno de las Islas Baleares ha puesto a disposición de este debate todas las mesas posibles para llegar a un máximo consenso, aunque no haya sido posible con el sector hotelero y se mostró convencido de que cuando llegue la fase de invertir el dinero de la ecotasa "sí que podamos llegar a acuerdos". Explicó que habrá dos fórmulas para recaudar este impuesto ecológico, la "aplicación directa" en cada uno de los hoteles y a través de "módulos". "Se hará una valoración de la media de alojamientos que tiene cada establecimiento y pagará en unos determinados plazos a la Administración", aclaró. Según Antich, los empresarios hoteleros han tenido un plazo de tiempo para escoger y así lo han comunicado a la Consejería de Turismo. También señaló que el precio de esta ecotasa, que tendrán que pagar los mayores de 12 años, girará en torno al euro de media y que "cualquier cosa que signifique alojamiento es lo que está gravado por el impuesto". "Los establecimientos con menos categoría pagan menos y los que tienen más pagan más", apostilló. La cantidad recaudada por la ecotasa, que según el Gobierno balear será de unos 10.000 millones de pesetas anuales, se destinará a "unos fines muy concretos, que van desde temas medioambientales, paisajísticos, recuperación del patrimonio artístico, reconversión de zonas degradadas a nivel turístico, todo ello unido por un común denominador: los temas medioambientales". Antich manifestó que el destino de la recaudación viene dispuesto por la ley. "Se ha creado por la misma ley un Consejo Asesor en el que participan los colectivos sociales: ONG, ecologistas, asociaciones de vecinos, de empresarios, sindicatos, etcétera que participan activamente". A su juicio estos consejos no son meras diputaciones, sino que son parte de la comunidad autónoma y también ejercen competencias de comunidad autónoma. "Las inversiones en cada una de las islas se harán consensuadas en cada una de ellas y de acuerdo con las prioridades de gobierno y consejo insular", indicó. Destacó el papel ejemplar que puede suponer la creación de este impuesto para otros lugares turísticos. "Un destino que siempre ha sido puntero --aseguró-- tiene el deber de ser innovador, sobre todo en cuestiones medioambientales que sin duda van a ser de prioridad en el futuro de esta actividad". Para el presidente de Baleares la aplicación de la ecotasa no provocará un descenso en la afluencia de turistas a las islas, ya que "hay que tener en cuenta que esto es menos que un café, y que nuestros clientes son muy sensibles a los temas medioambientales". "En todas las encuestas que hemos hecho la única preocupación de la gente es si realmente lo vamos a invertir en medio ambiente, y no tiene por qué existir ningún tipo de problema en este sentido", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.