España: El turismo de reuniones en Baleares supera el golpe del 11-S y subirá un 10%

El turismo de congresos, reuniones e incentivos no sólo ha superado la crisis desatada tras los atentados del 11 de septiembre, sino que presagia crecimientos al alza para este ejercicio.

El turismo de congresos, reuniones e incentivos no sólo ha superado la crisis desatada tras los atentados del 11 de septiembre, sino que presagia crecimientos al alza para este ejercicio. Tras el impacto del martes negro americano, Baleares, a pesar convertirse en el destino refugio del mediterráneo de eventos programados en países islámicos, sufrió el golpazo de la incertidumbre internacional. Según el presidente de Mallorca Convention Bureau, Juan Miguel Caldentey, en declaraciones en el programa HOSTELTUR TV del canal 4 de Mallorca, «las previsiones para este año apuntan a un aumento que se puede mover entre una horquilla de un 5 y 10%». Caldentey, que hizo un balance «en positivo» del ejercicio 2001, aseguró que «el impacto del 11-S marcó también en Baleares un antes y un después en este mercado». «Si antes del fatídico día los números eran positivos, el último trimestre acusó la psicosis y el miedo», dijo. Sin embargo, «el año pasado cerró con subidas que rondaron el 8 y 10%». En concreto, el máximo responsable de Mallorca Convention Bureau indicó, tras analizar los primeros cuatro meses de este año, que «las cosas vuelven a su sitio y el ritmo de reservas y peticiones se encuentran sobre niveles correctos». En este sentido, matizó que «la demanda en este segmento se presenta en términos sostenibles de cara al próximo otoño, ya que se han detectado y observado que otros destinos de larga distancia han sufrido aún más el golpe de la crisis internacional». Baleares, un destino por excelencia de sol y playa, logró romper estos moldes, y logró acoger el pasado ejercicio un total de 325 eventos, que lograría mover en torno a 90.000 congresistas. Por el momento, estas cifras, a juicio de Caldentey, se superarán entre un 5 y 10%, manteniendo la tónica alcista del último año. Sin embargo, si «Mallorca contase con un Palacio de Congresos, las islas conformarían un cóctel precisamente al gusto de un segmento del mercado capaz de equilibrar la estacionalidad», abundó Juan Miguel Caldentey. El presidente de Mallorca Convention Bureau aseguró que el turismo de congresos, convenciones e incentivos generó en el archipiélago durante el año 2001 un volumen de negocio que superó los 27 millones de euros (4.500 millones de pesetas). El perfil de este colectivo, que suele viajar en temporadas bajas, obedece a un tipo de cliente de alto poder adquisitivo que gasta un promedio de 240 a 300 euros ( 40.000 a 50.000 pesetas) y con una estancia media de tres días. Un informe de Turespaña asegura que la mayoría de los participantes son hombres (63%), y más de la mitad (58,1%) poseen edades comprendidas entre 35 y 54 años. Aunque expertos creen que Mallorca necesita ampliar la planta hotelera de 4 y 5 estrellas, el responsable de Mallorca Convention Bureau quita hierro a este asunto y ve urgente la creación de infraestructuras adecuadas para ampliar la capacidad receptiva de congresos, convenciones e inventivos. «No hay forma que esta vieja asignatura se logre aprobar. Se convertiría en un instrumento que nos facilitaría la posibilidad de organizar eventos de grandes dimensiones que conllevan otro tipo de actividades», advirtió Caldentey. En este sentido, también coincidió el presidente de la patronal de agencias de viajes de Baleares (Aviba), Eduardo Zamorano, y el máximo responsable de la Cámara de Comercio de Mallorca, Miguel Lladó, quienes consideran de primera necesidad la construcción de un Palacio de Congresos. «Tanto en la Península como en otros destinos europeos cuentan con dependencias modernas que los convierten en enclaves punteros. Si Palma contase con estas instalaciones se convertiría en un centro neurálgico de congresos», apostilló Caldentey. Por otra parte, puso especial énfasis en el papel que están jugando municipios como Alcúdia o Cala Millor, que comienzan a enganchares al tren de este tipo de turismo. Además, Caldentey echa en falta más promoción. Andalucía, Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas que organizan más reuniones y congresos. Baleares, según los datos de Turisport, se encontraría en el octavo lugar, detrás de Canarias, Galicia, Comunidad Valenciana o Castilla-León. (C.D., diario El Mundo-El Día de Baleares, 06/05/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.