España: El Ayuntamiento de Barcelona frenará el crecimiento hotelero en 2005

Barcelona frenará el crecimiento de plazas hoteleras a partir del año 2005, según manifestó a Efe el concejal de Turismo del Ayuntamiento de la ciudad y vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella.

Barcelona frenará el crecimiento de plazas hoteleras a partir del año 2005, según manifestó a Efe el concejal de Turismo del Ayuntamiento de la ciudad y vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella.Según el responsable de turismo de la capital catalana, Barcelona no tendrá tanta necesidad de construir nuevas plazas hoteleras a partir del año 2005, una vez consolidado el actual plan de establecimientos con los nuevos proyectos que hay previstos para los próximos tres años. La ciudad tiene en la actualidad 204 hoteles que suman 34.700 plazas, pero ya están en construcción o en fase de tramitación de los permisos diversos proyectos que aumentarán considerablemente esta cifra, con el objetivo de poder recibir 10 millones de turistas en 2004, lo que supondría triplicar la cifra de visitantes del año 2001. Portabella aseguró que Barcelona dispondrá este año de 2.600 nuevas plazas hoteleras, mientras que en 2003 está prevista la construcción de otras 2.200 plazas y en 2004, de casi 4.000 camas más. En total, la capital catalana incrementará en unas 9.000 plazas su actual oferta hotelera hasta 2004, año en que se celebrará el Fórum Universal de las Culturas. Tanto la Administración local como una buena parte del sector esperan que dicho certamen internacional sirva de reactivo como lo fue en su momento, salvando las distancias, la celebración de los Juegos Olímpicos. El sector, sin embargo, espera que los poderes públicos establezcan los mecanismos necesarios para que no se produzca una recesión parecida a la ocurrida, precisamente, tras la cita olímpica de 1992. El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona no cree que la proliferación de nuevos hoteles sea un problema para la ciudad y ponga en riesgo la rentabilidad del sector, ya que, pese al aumento progresivo de plazas hoteleras, la ocupación se mantiene cercana al 80 por ciento. Además, a juicio del concejal Portabella, la entrada en el negocio de inversores internacionales vendría a demostrar la rentabilidad de los proyectos hoteleros con sede en Barcelona, pese a que algunas cadenas catalanas muy arraigadas, como Derby, Catalonia y Hotusa, ya han anunciado que no ampliarán su oferta debido a la saturación del mercado. «Se trata de la ley de la oferta y la demanda», afirmó el vicepresidente de Turismo de Barcelona, quien, además, considera necesario aumentar las plazas hoteleras disponibles en la capital catalana al mismo ritmo que crece el número de turistas que visitan la ciudad. Los proyectos previstos hasta el año 2004 permitirán cumplir las expectativas del Ayuntamiento de Barcelona, que quería disponer de cara a la celebración del Fórum de las Culturas de un parque hotelero de 40.000 plazas. Con los nuevos establecimientos previstos y si no se producen retrasos en la construcción, la capital catalana dispondrá de 43.000 camas a finales de 2004, según los datos facilitados por el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona y vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). La ciudad de Barcelona casi ha duplicado su oferta de plazas hoteleras en los últimos 11 años, ya que la capital catalana tenía en 1990 un total de 118 hoteles que sumaban 18.569 camas. Núñez y Navarro, el grupo The Stein, Barceló, AC Hoteles, Le Meridien, Benetton y Deutsche Bank son algunas de la cadenas hoteleras o promotores inmobiliarios o financieros que tienen proyectos a desarrollar en los próximos años. Los miembros del gremio de hoteleros de Barcelona han acusado en algún momento al consistorio barcelonés de recalificar de una forma «excesiva» espacios para crear hoteles y han subrayado que la ampliación de las plazas debe venir acompañada de una mejora de las infraestructuras urbanísticas, lúdicas y culturales para mantener la ocupación y no generar una crisis en el sector como la que siguió a la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Los últimos estudios publicados sobre el sector indican que la rentabilidad por habitación y la ocupación de los hoteles de Barcelona ha disminuido en los tres primeros meses del año, lo que ha obligado, en muchos caso, a bajar los precios y crear paquetes de ofertas. (Diario El Mundo, 06/05/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.