España: El Gobierno balear asegura que el 60 por ciento de los hoteles cobran la ecotasa

El consejero de Turismo de Baleares, Celestí Alomar, afirmó ayer en Barcelona que el 60 por ciento de los hoteles cobran la ecotasa y, de éstos, más de la mitad ofrecen incentivos a cambio. Según Alomar, la primera semana de aplicación de este impuesto con fines ecológicos ha sido "absolutamente normal" y "la inmensa mayoría de clientes ha demostrado que está de acuerdo" con este sistema.

El consejero de Turismo de Baleares, Celestí Alomar, afirmó ayer en Barcelona que el 60 por ciento de los hoteles cobran la ecotasa y, de éstos, más de la mitad ofrecen incentivos a cambio. Según Alomar, la primera semana de aplicación de este impuesto con fines ecológicos ha sido "absolutamente normal" y "la inmensa mayoría de clientes ha demostrado que está de acuerdo" con este sistema. Alomar, que participó ayer en unas jornadas sobre turismo organizadas por ESADE, señaló que "la ecotasa es el turismo del futuro" e indicó que "Baleares tiene la obligación de estar en la vanguardia del turismo". El consejero dijo que "el sentimiento medioambiental en Europa está creciendo" y aseguró que desde hace dos años "mucha gente" de otros lugares contacta con el Gobierno balear para informarse sobre la aplicación de este impuesto. Según las encuestas del Gobierno balear, el 73 por ciento de los alemanes están a favor de la ecotasa, el 10 por ciento está en contra y el resto corresponde a personas indecisas. Este porcentaje es similar al del mercado británico. En Baleares, el 84 por ciento de la población es partidaria de la ecotasa y sólo el 4 por ciento está en contra de esta medida. Según Alomar, "el 75 por ciento del PP de Baleares también está a favor". Alomar explicó que durante los primeros cuatro meses de 2002 el turismo ha bajado alrededor de un 3,2 por ciento. Las previsiones para el conjunto de este año indican que el turismo británico y español será similar al de 2001. El mercado alemán disminuirá alrededor del 5 por ciento, sobre todo por la situación económica del país, y los franceses e italianos aumentarán. En 2001 la llegada de turistas descendió un 1,5 por ciento, mientras que los gastos de los visitantes crecieron más de un 5 por ciento. Asimismo, hubo 1.600 plazas turísticas menos y el número de empleados aumentó un 2,2 por ciento. Según Alomar, "éste es el camino del modelo que queremos, en el que prime la calidad". El 35 por ciento de los turistas que visitan Baleares son clientes habituales. El pasado 1 de mayo se inició la aplicación de la ecotasa, un impuesto que se aplica en establecimientos turísticos de alojamiento en Baleares en función de las pernoctaciones. La ecotasa supone el pago de una media de un euro por noche y puede oscilar entre los 0,25 euros del agroturismo y los 2 euros de los hoteles de lujo. El Gobierno balear prevé recaudar el primer año unos 30 millones de euros. La gestión de la ecotasa irá a cargo del Fondo de Rehabilitación de Espacios Turísticos y Naturales, creado en 1999 con el objetivo de remodelar y rehabilitar zonas turísticas, recuperar recursos y espacios naturales y rurales, revalorizar los elementos patrimoniales y revitalizar la agricultura como actividad competitiva. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.