España: Los hoteles españoles se asoman a los mercados de riesgo

Las cadenas de hoteles españolas ya tienen prácticamente todos los mercados naturales cubiertos. Para competir, 'deben extenderse hacia países emergentes que ofrecen grandes posibilidades de expansión', según los expertos del sector turístico.

Las cadenas de hoteles españolas ya tienen prácticamente todos los mercados naturales cubiertos. Para competir, 'deben extenderse hacia países emergentes que ofrecen grandes posibilidades de expansión', según los expertos del sector turístico.Senegal, Cabo Verde, Túnez, Egipto, Líbano y varios países de Europa del Este son algunos de los destinos que ofrecen gran potencial económico, explica Óscar Aguer, director general de la asesoría de turismo y hotelería THR.La mayoría de los países con cierto riesgo ofrece grandes beneficios fiscales y la posibilidad de comprar suelo a precio muy barato. La diferencia en el coste de construcción de un hotel puede llegar a ser de un 20%, comparado con un establecimiento en España y en similar categoría.'Croacia es ahora el destino más estratégico para el negocio hotelero y España puede convertirse en líder en aquel país si es capaz de adelantarse a los grupos internacionales', apunta Guillermo Portella, socio director de THR. Allí existen socios locales que no disponen de los recursos suficientes para embarcarse en un gran negocio turístico. 'Esta circunstancia brinda una gran oportunidad a las cadenas hoteleras españolas de ocupar ese hueco', añade Portella.Croacia antes de la guerra competía ya con la hoteleria vacacional española con nueve millones de turistas. Después del conflicto bajó a 250.000 y ahora tiene 2,5 millones de visitantes. La oferta hotelera va resurgiendo lentamente debido a su mejor situación política y a la belleza de sus paisajes. Sin embargo, la mayoría de los turistas que llegan a este país proceden de Italia y Alemania y muy pocos de España.'Ir desde España a los países del Este es más complicado porque no dispone de vuelos chárter', se quejan en Sol Meliá. Este es uno de los motivos por que los hoteles españoles siguen siendo reticentes a instalarse en estos países. Además existen otros problemas: 'El modelo de hotel es diferente y el mercado es arriesgado. Falta personal cualificado y existe un alto nivel de apalancamiento e inseguridad', apunta Aguer.Para minimizar el riesgo, existen dos alternativas. Por un lado, la cadena de hoteles puede establecer una alianza con un socio local que conozca el mercado y, por otro, tiene la posibilidad de realizar inversiones más bajas o sólo gestionar el hotel, según Coré Martin, director de valoraciones y consultoría de Jones Lang Lasalle Hotels.Para asegurarse su presencia en estos mercados más inestables, los consultores del sector recomiendan que las cadenas de hoteles entren con una sólida estructura de hoteles y no sólo con un establecimiento.Pese a las dificultades económicas inevitables, compañías como Sol Meliá, Riu, Iberostar, Occidental Hoteles o Vincci inician su incursión en estos mercados. Todas ellas se han atrevido porque los consideran 'puntos estratégicos en los que hay que estar'. Sol Meliá cuenta con 27 hoteles en el oeste de Croacia, frente a Venecia, pero sólo ocho de ellos operan bajo la marca española. El resto son establecimientos desarrollados con otros socios locales. También está instalada en Yakarta, Turquía, República Dominicana, Túnez y Egipto. Túnez es otro de los destinos más deseados por las cadenas hoteleras. 'Será un país de referencia para el sector y competirá con algunas zonas del Caribe', apunta Carlos Calero, director de la cadena española Vincci. Ésta acaba de desembarcar en Túnez con cuatro hoteles y espera gestionar otros tantos de cuatro estrellas en Bulgaria, después del verano. Calero considera que 'aunque la estructura aérea desde España es ahora muy escasa, puede desarrollarse una vez que aparezcan interesantes ofertas turísticas'.Riu abrió hace dos años tres hoteles en Bulgaria y reconoce que ha sido un éxito. 'El mercado es muy económico y los recursos humanos son muy buenos. El único inconveniente es que el negocio está concentrado entre los meses de mayo y septiembre'. En noviembre, abrirá dos establecimientos en Marruecos, donde también están Iberostar y Occidental. Los tres grupos disponen de oferta turística en Túnez. Los mayoristas europeos también apuestan por estos mercados. Tui ha entrado en Bulgaria y Grecia, y Tomas Cook opera en Croacia. (A.N., diario Cinco Días, 09/05/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.