EE.UU.: El 44 por ciento de los turistas norteamericanos viajarán en avión esta temporada de verano, un 26 por ciento más

El 44 por ciento de los turistas norteamericanos se desplazará este año en avión para disfrutar de sus vacaciones de verano de 2002, lo que supone un aumento del 26 por ciento en relación a la temporada anterior, a pesar de los atentados del 11 de septiembre, según se desprende de un reciente estudio de Accenture, realizado entre más de 950 consumidores en Estados Unidos y dado a conocer hoy.

El 44 por ciento de los turistas norteamericanos se desplazará este año en avión para disfrutar de sus vacaciones de verano de 2002, lo que supone un aumento del 26 por ciento en relación a la temporada anterior, a pesar de los atentados del 11 de septiembre, según se desprende de un reciente estudio de Accenture, realizado entre más de 950 consumidores en Estados Unidos y dado a conocer hoy. El 70 por ciento de los turistas norteamericanos tiene pensado disfrutar de sus vacaciones durante este año, lo que supone sólo un 1 por ciento menos que en 2001 y la gran mayoría, cercana al 80 por ciento, viajará igual o más que el verano pasado. Según explicó el socio de Accenture, Alfonso Rivero, "el sector aéreo se está recuperando, pero seguirá enfrentándose al problema de cómo garantizar la rentabilidad a largo plazo, al mismo tiempo que seguir creando valor añadido para los consumidores con el lanzamiento de nuevos productos y servicios". Por otra parte, el estudio revela que más del 60 por ciento de los viajeros habituales reservará su billete de avión electrónicamente, es decir, a través de un servicio de viajes 'on-line' o de la página web de una compañía aérea. El 22 por ciento efectuará la reserva en la oficina de una agencia de viajes. Según destacó Rivero, las aerolíneas pretenden vender un mayor porcentaje de sus billetes a través de Internet. "Los gastos de una compra electrónica realizada desde la propia web de una línea aérea rondan los 3,3 euros (3 dólares), mientras que las tasas de distribución de billetes a consumidores finales y agencias de viajes tradicionales pueden suponerles hasta 38,5 euros (35 dólares) por billete", explicó. Asimismo, indicó que para recuperar la rentabilidad y potenciar la lealtad a la marca, las aerolíneas y los hoteles deben cambiar sus estructuras de costes para alcanzar un mayor rendimiento por viajero, conocer mejor a sus clientes, introducir mejoras en el servicio y manejar de una manera más efectiva la gestión de los precios. El informe también muestra que la mayoría de los consultados destacó el destino y el precio del viaje como los factores más importantes a la hora de elegir alojamiento, con un 40 por ciento y un 39 por ciento, respectivamente. Además, el estudio concluye que el 20 por ciento de los consumidores se alojarán en hoteles de cadenas económicas o medias, lo que supone un aumento en la demanda de este tipo de establecimientos sobre 2001 del 49 por ciento. Otro 20 por ciento hará camping; el 15 por ciento se alojará en establecimientos de 'bed & breakfasts' (casas familiares en régimen de alojamiento y desayuno) y el 39 por ciento se quedará en casas de amigos o familia. El 77 por ciento de los encuestados tiene pensado conducir en alguna de las etapas de su viaje, lo que supone un aumento del 22 por ciento frente a 2001. Por último, el informe de Accenture añade que más de la mitad de los encuestados (58 por ciento) afirma que los programas ofrecidos a los viajeros frecuentes y los planes de fidelización en hoteles no afectan a sus decisiones finales respecto a la elección de hotel y línea aérea. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.