Diario 5406 19.10.2018 | 15:00
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Turismo de Barcelona corrige a los hoteleros y afirma que los ingresos por turista subieron un 10 por ciento hasta junio

19 julio, 2002
El vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella, afirma que los ingresos por turista crecieron un 10,44 por ciento en el primer semestre del año, según los datos obtenidos a través del pago mediante tarjeta de crédito. En el caso de los hoteles de cuatro y cinco estrellas el incremento fue del 14 por ciento y en el resto de categorías gastaron un 22 por ciento más.
El vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Portabella, afirma que los ingresos por turista crecieron un 10,44 por ciento en el primer semestre del año, según los datos obtenidos a través del pago mediante tarjeta de crédito. En el caso de los hoteles de cuatro y cinco estrellas el incremento fue del 14 por ciento y en el resto de categorías gastaron un 22 por ciento más. Estos datos contrastan con los presentados ayer por el Gremio de Hoteles de Barcelona. El presidente del Gremio y a su vez vicepresidente de Turismo de Barcelona, Jordi Clos, aseguró que en el primer semestre los ingresos por habitación bajaron un 4,26 por ciento hasta alcanzar los 116,34 euros. Clos se mostró "preocupado" porque, según sus cifras, el mayor descenso de dió en los hoteles de cinco estrellas, con una caída del 7,6 por ciento. Portabella indicó que los estudios aportados por Turismo de Barcelona tienen suficiente credibilidad porque utilizan el mismo sistema desde hace quince años. Asimismo, dijo que "nosotros no somos un gremio hotelero, sino que nos ocupamos de la ciudad, y también son importantes los sectores de restauración, agencias de viaje y comercios". "Tenemos una visión más amplia", agregó. Por su parte, el director general de Turismo de Barcelona, Pere Duran, explicó que las diferencias entre el consorcio y el gremio pueden deberse al incremento de la estancia de los turistas entre enero y junio, que haría que aumentaran también los gastos. El resto de datos no difieren en gran medida entre los dos organismos. Portabella explicó que el número de turistas descendió un 3,5 por ciento hasta alcanzar las 1.608.308 personas. Según Portabella, esta bajada es "coyuntural" y, si se hubiera contabilizado también el mes de junio, el balance hubiera sido positivo, gracias sobre todo a los congresos de Microsoft y Sida. Sólo la conferencia del Sida atrajo a 21.000 personas a la capital catalana y tuvo una repercusión económica directa en la ciudad de 19,5 millones de euros. Las pernoctaciones ascendieron a 4,12 millones, un 6,2 por ciento más que los 3,8 millones registrados en el primer semestre de 2001. La estancia media se incrementó un 9,9 por ciento, al pasar de 2,33 a 2,56 noches por turista. Portabella justificó este crecimiento en cuanto al número de noches que los turistas permanecieron en la ciudad por el éxito del turismo de proximidad, que "ha consolidado y ampliado sus visitas de fin de semana". En este sentido, señaló que el turismo de larga distancia que viene a Barcelona no sólo ha descendido, sino que además suele hacer rutas por varios sitios y no se aloja muchos días en la ciudad. En cuanto a la ocupación turística, los datos del consorcio barcelonés indican un descenso del 4,4 por ciento, al pasar del 81,9 al 78,3 por ciento. El Gremio de Hoteles cifró ayer esta caída en un 3,8 por ciento. Todos coinciden en señalar que la disminución de la ocupación se debe a la construcción masiva de hoteles en la ciudad y el área metropolitana. Portabella, que también es concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, justificó la creación de nuevos hoteles, con 8.536 habitaciones más entre 2002 y 2005. En este sentido, aseguró que sin las nuevas habitaciones (unas 900 en el primer semestre) "tendríamos una ocupación del 85 por ciento", tres puntos más que los primeros seis meses de 2001. Asimismo, destacó que si Barcelona estuviese en los mismos niveles de plazas hoteleras que en los años 80 "estaríamos al cien por cien" de ocupación y "la ciudad de Barcelona no podría crecer más" desde el punto de vista turístico. La celebración del Año Internacional Gaudí es uno de los principales atractivos turísticos de este año. Por ello, el consorcio ha decidido, tras la petición de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), prolongar este acontecimiento hasta finales de año. Sólo la Sagrada Familia, obra del arquitecto catalán, recibió 868.064 visitas el primer semestre del año, un 26 por ciento más que las 705.538 personas que entraron en el mismo periodo de 2001. GRAN EXITO DE CRUCEROS El puerto de Barcelona recibió entre enero y junio de 2002 un total de 297.259 cruceristas, lo que representa un crecimiento del 26,7 por ciento. Para el conjunto del año, la Autoridad Portuaria de Barcelona asegura que duplicará con creces esta cifra. Portabella destacó el incremento de cruceros por el poder adquisitivo que tienen los pasajeros y estimó un mayor aumento para el año que viene, ya que también realizarán sus escalas las dos grandes compañías de cruceros internacionales, las norteamericanas Royal Caribean y Renaissance.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.