Diario 5431 18.11.2018 | 13:04
Hosteltur: Noticias de turismo

El Congreso estadounidense abre la puerta para visitas de turistas norteamericanos a Cuba

29 julio, 2002
Tal como HOSTELTUR DIARIO DIGITAL adelantó en su edición del pasado 25 de julio, la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por facilitar los viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba, una decisión que se asegura aprobará en septiembre el pleno del Senado, luego de que la semana pasada su Comisión de Asignaciones se pronunciara a favor de similar medida,
Tal como HOSTELTUR DIARIO DIGITAL adelantó en su edición del pasado 25 de julio, la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por facilitar los viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba, una decisión que se asegura aprobará en septiembre el pleno del Senado, luego de que la semana pasada su Comisión de Asignaciones se pronunciara a favor de similar medida, Por 258 votos a favor y 167 en contra, y tras un arduo debate de más de cinco horas, la Cámara Baja del Congreso aprobó levantar las restricciones de viajes a la mayor de las Antillas como parte de la ley de asignaciones presupuestarias para el Departamento del Tesoro, con lo cual abre la puerta para que turistas de Estados Unidos vacacionen en Cuba. Ésta es la tercera vez que los miembros de la Cámara de Representantes toman igual decisión, pero será la primera para el Senado, lo cual llevaría al Congreso a un enfrentamiento con el presidente George W. Bush, quien amenazó con vetar cualquier cambio de política hacia Cuba. Las restricciones de viajes de norteamericanos a Cuba entraron en vigor hace más de cuatro décadas, por lo cual los ciudadanos de Estados Unidos deben sacar una licencia del Departamento del Tesoro, y en general los permisos están limitados a periodistas, académicos, funcionarios gubernamentales, grupos en misiones humanitarias, y cubano-americanos para visitar a sus familiares. Aunque viajar a Cuba sin permiso del Departamento del Tesoro se castiga con pena de encarcelamiento y multas de 55.000 dólares, cada vez más estadounidenses visitan clandestinamente a la Isla, sobre todo a través de terceros países, y se estima que el año pasado la cifra fue de unos 176.000. Jeff Flake, legislador republicano por Arizona, fue el principal promotor de la enmienda, la cual en la práctica retira los fondos necesarios para que la actual oficina encargada de perseguir a quien viole la prohibición haga su trabajo. "Durante 42 años hemos tenido la misma política fallida. Y la pregunta surge: Después de 42 años, ¿no es el momento de decidir que quizá necesitamos un cambio aquí?", aseguró Flake. Antes de la aprobación de la enmienda, los congresistas rechazaron 247 a 182 otra que daba al presidente Bush la decisión de levantar las restricciones. "Nuestro gobierno no debería imponernos cuándo podemos viajar y adónde podemos viajar", afirmó Flake, mientras el también republicano William Delahunt señaló que los estadounidenses pueden hacerlo a Irán o Corea del Norte, dos tercios del Eje del Mal (además de Iraq), pero no a Cuba, lo cual carece de sentido. Por otra parte, el levantamiento de las restricciones de viajes a Cuba a los ciudadanos norteamericanos impulsaría la economía de Estados Unidos aseguraron dos estudios independientes dados a conocer recientemente en ese país. De acuerdo con Cuba Policy Foundation (CPF) ?un centro de estudios del que forman parte varios ex diplomáticos norteamericanos opuestos a la política de su gobierno hacia la mayor de las Antillas- las empresas turísticas, cruceros y líneas aéreas estadounidenses se beneficiarían con ganancias de 500 millones de dólares y la creación de 3.700 puestos de trabajo en el primer año luego de la suspensión de esas medidas prohibitivas. Al quinto año las ganancias ascenderían a 1.900 millones y los empleos a 12.180, señala el estudio de CPF, cuya presidenta, la ex embajadora Rally Grooms, afirmó que la prohibición de viajar a Cuba está dañando la economía estadounidense. En el primer año tras el levantamiento completo del embargo, el número de visitantes norteamericanos a Cuba alcanzará el millón y para el quinto llegaría a los cuatro. La compañía consultora The Brattle Group señaló en un informe, financiado por para la Política Internacional, que la abolición de las restricciones para viajar a Cuba inyectaría a la economía norteamericana con alrededor de 1.600 millones de dólares anuales y crearía cada año unos 23.000 puestos laborales. Cerca de tres millones de estadounidenses visitarían la Isla cada año, apuntó este estudio. Según Dorothy Robyn, una especialista en temas económicas del The Brattle Group, la demanda de vuelos desde Estados Unidos a Cuba aumentaría, impulsando las ganancias de las aerolíneas norteamericanas en aproximadamente 415 millones por año. También destacó que la industria aerocomercial, que en estos momentos están enfrentando graves problemas financieros, contaría con "un significativo aumento en sus ingresos", así como sus proveedores y agentes de viajes. (HOSTELTUR)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.