España: Los hoteles de Mallorca mejoran su ocupación en agosto tras haber reducido los precios

El primer fin de semana de agosto se ha animado en la hostelería mallorquina, aunque la ocupación aún dista de las cifras de años anteriores. Empresarios consultados ayer señalaron que los hoteles "se van llenando" pero con ventas de última hora y descuentos en las tarifas. Las ocupaciones giran entre el 80 y el 90 por ciento, según los industriales.

El primer fin de semana de agosto se ha animado en la hostelería mallorquina, aunque la ocupación aún dista de las cifras de años anteriores. Empresarios consultados ayer señalaron que los hoteles "se van llenando" pero con ventas de última hora y descuentos en las tarifas. Las ocupaciones giran entre el 80 y el 90 por ciento, según los industriales. La Playa de Palma, una de las zonas sobresalientes de la isla, cuenta con un 90 por ciento de las camas ocupadas, según el presidente de los hoteleros, Jordi Cabrer, quien cree que se podrá llegar hasta el 95 por ciento durante las dos primeras semanas del mes, pero las dos últimas apenas si arrojan reservas para un 30 o 40 por ciento de las plazas. Cabrer añadió que esta alta ocupación se ha generado gracias a las ofertas realizadas en los países emisores, que se han traducido en un 20 por ciento de descuento. En el norte, "la situación se va recuperando un poco", decía el industrial de Playas de Muro José de Luna, que cifra en algo menos de un 80 por ciento la ocupación media de su zona. También en este caso, se ha logrado un avance gracias a un recorte de los precios. En esta zona hay más británicos y españoles que alemanes, porque estos últimos han fallado este verano. En Alcúdia, el presidente de los hoteleros, Miquel Ramis Puigrós, dijo que la media de camas ocupadas ronda el 85 por ciento, pero los clientes son de bajo poder adquisitivo. Hacia el sur, en Santa Ponça, la ocupación es alta "y los hoteles se van llenando", dijo el director comercial de Accorn, Antoni Galmés, quien además destacó la clara mejoría de Cala Millor. En todos los casos resaltan que las ventas son de última hora y resulta difícil planificar la actividad, puesto que la comunicación de las reservas es de apenas pocas horas antes de que se ocupe la plaza. Para los dos últimos meses de la temporada, la situación es muy incierta y nadie avanza datos concretos. (M. M., Diario de Mallorca, 04/08/02) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.